(Fotografía: Photo Gómez Sport)

La carrera estuvo marcada por una escapada de cinco ciclistas durante la primera mitad, con Willie Smit representando al Burgos BH.

Ese corte no llegó a alcanzar los 5 minutos de renta pese al buen entendimiento de los ciclistas y a falta de 44 kilómetros fue neutralizada. Pero los morados no se dieron por vencidos y Jesús Ezquerra lanzó a Ángel Madrazo a un nuevo intento.

Se marcharon en esta ocasión 4 corredores cogieron apenas 35 segundos sobre el pelotón. Rodaron con entendimiento, pero sin el beneplácito de los favoritos que les mantuvieron prácticamente a la vista, hasta que se produjo la neutralización dentro de los últimos 8 kilómetros. El mejor colocado en línea de meta fue Oscar Cabedo, que firmó la 42ª posición a 2 minutos del ganador Martin (Israel) mientras que también Alex Molenaar terminó en una meritoria 53ª posición.

José Cabedo: “Esperábamos que la fuga del día, en la que ha entrado Willie Smit, tuviera más tiempo. Pero cuando han tenido algo más de 4 minutos, la escapada ha quedado sentenciada por el fuerte ritmo del pelotón al atravesar Soria, motivado también por el viento. Una vez neutralizado, hemos querido seguir intentándolo y cuando se ha calmado el ritmo hemos provocado otro corte pero no han dado tregua. Lo hemos intentado hasta el final, creíamos que podrían tener alguna opción la fuga pero no han dado margen.”

Mañana los corredores disputarán una jornada más tranquila, de 192 kilómetros entre Garray y Ejea de los Caballeros donde debería producirse uno de los pocos sprints masivos de La Vuelta.