(Fotografía: SPB/Borja B. Hojas)

El Hereda San Pablo Burgos ha anunciado que ha registrado tres nuevos casos positivos por COVID-19 entre los miembros de su plantilla, que se unen al ya conocido de Jordan Sakho de la semana pasada.

La situación ha obligado a la competición y a los clubes a tomar la decisión de aplazar el partido que los de Joan Peñarroya iban a disputar el domingo en el Coliseum frente a UCAM Murcia.

Este es el comunicado íntegro emitido por la entidad castellana:

“El Hereda San Pablo Burgos ha registrado tres nuevos positivos por COVID-19 en sus jugadores, que se unen al caso confirmado anteriormente. Tanto los miembros de la plantilla como los del cuerpo técnico permanecen aislados en sus domicilios y continuarán de este modo para cumplir con los protocolos establecidos. El club ha informado debidamente a las autoridades sanitarias competentes de la situación actual.

Mañana, el equipo se someterá nuevamente a las pruebas médicas oportunas para determinar el estado de salud de sus integrantes, que en este momento es lo más importante.

Por este motivo, la Liga Endesa acb y los clubes han tomado la decisión de aplazar el partido frente a UCAM Murcia de la séptima jornada, que estaba previsto para disputarse en la tarde del domingo en el Coliseum y que se trasladará a una nueva fecha que la competición anunciará próximamente”.