(Fotografía: LaLiga SmartBank)

El Mirandés llevó la iniciativa del juego hasta donde quiso el Espanyol. Los rojillos volvieron a adolecer de falta de remate para perforar la meta rival (2-0).

El Mirandés perdió su primer encuentro como visitante de la temporada ante el Espanyol en el RCDE Stadium (2-0). El cuadro catalán aprovechó dos regalos defensivos para llevarse los tres puntos en disputa. Fran Mérida, en el arranque del duelo, y Puado al filo del descanso anotaron los goles. José Alberto apostó por una defensa con cinco hombres en la que situó a Genaro como tercer central.

El cuadro perico sorprendió, a los dos minutos de juego, en una acción de estrategia. Óscar Gil pisó levemente el balón al saque de una falta, la zaga rojilla tardó en reaccionar y Fran Mérida se sacó de la chistera un disparo que se coló por la escuadra (1-0). Pese al mazazo del tanto recibido, los rojillos trataron de igualar la contienda con llegadas de peligro, sobre todo por el costado derecho. Jirka ganó varias veces la línea de fondo, pero ninguno de sus envíos al área encontró rematador.

El Espanyol tenía el partido de cara. Los blanquiazules se encomendaron desde el gol a un certero contragolpe con el objetivo de finiquitar la contienda. Más agazapados, los pupilos de Vicente Moreno buscaron aprovechar cualquier mínimo error para aumentar la ventaja. El fallo llegó al filo del descanso. De nuevo el equipo se durmió tras un lanzamiento de falta de Embarba que golpeó en el poste. Puado recogió sin oposición el rechace para hacer el segundo a placer (2-0).

El guión del choque no varió tras el paso por los vestuarios. El Mirandés llevó la iniciativa, pero sin mordiente. Vicente Moreno movió ficha dando entrada a Lluis López y Carreras. Este último tuvo una magnífica ocasión nada más ingresar al césped, pero Lizoain despejó el mano a mano. Los minutos pasaban sin ocasiones.

Solo la entrada de Jackson inquietó a la zaga perica que apenas pasó agobios. Djouahra pudo recortar diferencias en el único remate a portería, que no entre palos. El remate del extremo francés se escapó a la izquierda del marco. No hubo tiempo para más. El conjunto jabato cedió ante uno de los aspirantes al ascenso, pero se mantiene en la zona media de la clasificación.

Espanyol: Diego López; Óscar Gil, Calero (Lluis López, min. 56), Cabrera, Pedrosa; Melendo (Darder, min. 70), David López, Fran Mérida (Pol Lozano, min. 84), Embarba (Vadillo, min. 70); Puado (Carreras, min. 56) y Raúl de Tomás.

Mirandés: Lizoain; Carlos Julio, Vivian (Berrocal, min. 81), Genaro, Trigueros, Letic; Javi Muñoz (Caballero, min. 61); Jirka, Pablo Martínez, Iván Martín (Jackson, min. 73); y Moreno (Djouahra, min. 73).

Árbitro: Moreno Aragón (comité madrileño). Amonestó en el bando local a Puado (45′); y por parte visitante a. VAR: Trujillo Suárez (comité tinerfeño).

Goles: 1-0 Fran Mérida, min. 2; 2-0 Puado, min. 43.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la séptima jornada en Segunda División, disputado en el RCDE Stadium. Sin público.