Un momento del partido.- Foto: Deportes Ávila

El Bupolsa Seat Arlanzón Motor estuvo a punto de conseguir puntuar en Ávila, ante uno de los equipos que se espera estén en la zona alta de la tabla esta temporada.

El equipo burgalés ofreció buena imagen, bien colocado en el campo y con una aguerrida defensa que apenas dejaba opciones al conjunto local, pese a llevar el dominio territorial del juego.

Desde el inicio el Real Ávila buscó el golcon buenas ocasiones de Rubiato, Rubén y Manu en los primeros 30 minutos para poder haber abierto el marcador. También el Bupolsa a la contra creaba peligro, y a los 33 minutos hubiera inaugurado el marcador el equipo burgalés, de no ser por una gran intervención del guardameta local Brian Jaen, que evitó el tanto.

Antes del descanso, una lesión de Bruju desajustó el sistema de Jairo de la Riva, que tuvo que cambiar al jugador por Cerro, que cuajó un buen partido.

En la segunda parte, el encuentro casi fue un monólogo del Real Ávila, con Rubiato como jugador estrella, por donde llegaba todo el peligro local. También Javi de Mesa tuvo una extraordinaria ocasión para adelantar al Real Ávila, pero el gol llegaría a los 80 minuyos, al recoger Rubiato un despeje defectuoso para rematar a la red. Era el 1-0 definitivo.

El conjunto burgalés arriesgó en los últimos minutos, y dispuso de una buena oportunidad, aunque Rubaito también pudo aumentar la cuenta con otra ocasión clarísima a los 88 minutos.

Al final, derrota burgalesa, aunque buena imagen del Seat Arlanzón Motor en este primer partido de la temporada.