Breve pero conciso y contundente, el entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Joan Peñarroya, reconoció al final del partido en Andorra, que su equipo no estuvo bien: “Debemos valorar el buen partido de Andorra que no nos ha dejado sentir cómodos y creo que hemos hecho el partido más espeso de lo que llevamos de temporada, no hemos estado fluidos en nuestro juego y nos vamos con la sensación de que podemos perder en cualquier cancha, pero aquí no hemos hecho el partido que teníamos previsto”.

Peñarroya también destacó “los malos porcentajes que ha tenido el equipo en nuestros tiros al aro, y está claro que hay muchas cosas a mejorar, no ha sido un partido brillante por nuestra parte”.