Por fin ha llegado la hora del comienzo de las competiciones oficiales del fútbol no profesional, con la presencia destacada del Burgos CF en el grupo 2 de la Segunda División B en una temporada que se antoja crucial para el futuro económico y deportivo de la entidad presidida por Franco Caselli. El máximo accionista del club, su padre, Antonio Caselli, ha depositado toda su confianza en Michu para la confección de una plantilla que por nombres augura una temporada exitosa.

Al mando de la nave, Julián Calero, un entrenador con experiencia en la categoría, un factor fundamental para lograr los objetivos, pero con un amplio historial en el fútbol modesto como profesional, destacando su presencia en la selección española de la mano de Fernando Hierro o como segundo entrenador en el FC Porto con Julen Lopetegui.

Precisamente la selección española ha estado de concentración estos días pasados compitiendo, para la que es una de las favoritas al título en las apuestas de la Liga de las Naciones. El conjunto de Luis Enrique, que presentó su lista en una de las sedes de la marca Seat patrocinadora oficial de la selección, ha disputado partidos exigentes con buenos resultados.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Rivales exigentes en el grupo del Burgos CF

El subgrupo en el que se ha incluido al Burgos CF presenta varios equipos con claras aspiraciones de ascenso. Cabe recordar que solo los 3 primeros clasificados tendrán acceso al playoff de ascenso a LaLiga SmartBank, y en el caso de no lograr el objetivo, al menos serían equipo de la nueva categoría que se va a crear y que se denominará “Primera División RFEF”. Y este es el objetivo con el que sueña el Burgos CF, aunque queda por delante toda una temporada exigente y en la que compiten al menos dos rivales teóricamente más poderosos.

El primero de ellos es el CD Numancia, recién descendido de LaLiga SmartBank y máximo favorito a campeonar en este grupo. El conjunto de Manix Mandiola ha desprendido buenas sensaciones en sus partidos de preparación contra rivales de gran envergadura como el Club Atlético Osasuna entre otros, y se postula como el rival a batir esta temporada. El equipo soriano, que ha cambiado director deportivo y de entrenador para renovar por completo su proyecto deportivo, tiene mucha presión social tras haberse mantenido muchos años en la élite del fútbol y haber bajado tras muchos años al barro del fútbol no profesional.

El segundo rival por presupuesto, historia y plantilla es la Cultural y Deportiva Leonesa. El equipo leonés también presenta un nuevo proyecto renovado, quizá con menos nombres que en campañas anteriores, pero con un bloque sólido que puede ser la fórmula del éxito para esta temporada. Los hombres de David Cabello han dejado buenas sensaciones en pretemporada y son la alternativa al CD Numancia si no cumple con el pronóstico de ser campeón.

Y en un tercer escalón estarían otros candidatos entre los que se encuentra el Burgos CF de Julián Calero, un entrenador que casi obra un milagro deportivo en Navalcarnero, quedando a las puertas de disputar los playoffs de ascenso con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, y que esta temporada, con un equipo hecho a medida para el técnico, intentará colarse entre los 3 primeros y quien sabe si llegar a superar a estos dos “cocos” del grupo.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Últimos refuerzos para completar la plantilla

El Burgos CF confirmó en los últimos días de mercado la llegada de un guardameta para complementar a Barovero y un extremo para nutrir de balones a Claudio Medina y Guillermo Fernández, que se han hecho acreedores de liderar la punta de lanza burgalesa en el sistema 1-4-4-2 del técnico madrileño.

Fue precisamente Guillermo Fernández el autor del doblete que certificó la victoria del Burgos CF en Torrelavega por 1-2. Partidazo del delantero formado en Lezama y que en sus dos últimas temporadas en la categoría de bronce marcó 13 y 12 goles respectivamente. Este encuentro supuso también el debut de Javi Gómez, extremo llegado desde Fuenlabrada y guinda del proyecto encabezado por primera vez desde principio de temporada por Michu, que curiosamente ya coincidió con Julián Calero años atrás en el Real Oviedo.

Buen equipo el que ha armado el Burgos CF para conseguir el objetivo del ascenso de categoría para la presente temporada. Ahora solo queda que todo el talento de la plantilla se ponga al servicio del equipo para que los resultados se vean en el terreno de juego y logren traducirse en victorias que ayuden al conjunto burgalés a alcanzar sus sueños.