Un miembro del primer equipo del Tizona Universidad de Burgos ha dado positivo en un test de control y, a primera hora de la tarde, el club ha conocido la confirmación del diagnóstico con el resultado de la prueba PCR.

Permanece asintomático y en aislamiento. El resto de la plantilla ha dado negativo en los test de antígenos y guardará cuarentena hasta confirmar esos resultados con un nuevo test PCR.

Por esta razón, se aplaza el partido previsto para mañana viernes a las 20:30 horas contra Leyma Coruña. Quedan también suspendidos los entrenamientos temporalmente, siguiendo el protocolo que establece la Federación Española de Baloncesto.