El UBU San Pablo Burgos quiere demostrar este domingo 11, a las 12:00 horas, en El Plantío, que aprende de sus errores. La derrota cosechada la pasada semana ante el UD Ibiza HC Eivissa fue un trago amargo que deja una lección clara que aprender: esto es la División de Honor Plata. Ahora, los cidianos pretenden demostrar que, efectivamente, han tomado nota de los errores cometidos ante los baleares para poder brindar la primera victoria en casa a la afición burgalesa.

El cliché futbolístico de ‘no hay rival pequeño’ es una realidad palpable en la segunda categoría del balonmano nacional, como demuestra el hecho de que, en solo dos jornadas, ya han puntuado los 10 equipos del Grupo A, en el que está encuadrado el equipo castellano. Por eso, los hombres de Nacho González han trabajado duro durante toda la semana para perfeccionar los pequeños desajustes que tan caros costaron el último partido. Para comprobar su evolución, la plantilla rojinegra se enfrentará en esta Jornada 3 a la Unió Esportiva Sarrià. Una escuadra asentada en la categoría y que la pasada campaña terminó en novena posición entre los 16 equipos participantes.

Los gerundenses llegan tras haber cosechado una derrota en su primer choque ante Lalín y un empate ante Teucro, por lo que el conjunto catalán buscará con ahínco su primera victoria de la temporada. El bloque dirigido por Salva Puig mantiene gran parte del grupo del pasado curso y solo ha incorporado a cuatro efectivos para el nuevo: el lateral izquierdo Aleix Martínez, el pivote Oriol Masmiquel, el extremo izquierdo Guillermo Lozano y el portero Aleix Toro, que vuelve a Burgos tras formar parte del equipo del ascenso 2019/2020.

El ex de la escuadra castellana sustituyó a Pau Gitart, que el año pasado fue una pieza clave en el equipo de Sarrià de Ter. «Sarrià es un equipo que el año pasado les dio mucho resultado el portero, que ha fichado por un equipo Asobal —Puerto Sagunto—», recuerda el técnico cidiano, Nacho González. «Se trata de un equipo de División de Honor Plata con una experiencia que se nota, de tener muchos partidos muy igualados», apunta. «Ellos tienen, sobre todo, un lateral derecho, Pere, que es un muy buen jugador, con lanzamiento y buen juego, al que acompaña un grupo de jugadores muy ‘estilo catalán’», explica el vallisoletano. Se trata de «un equipo que defiende abierto, que corre mucho y que cada pérdida de balón te mete gol», describe el preparador, quien advierte que «eso hay que tenerlo muy claro». Por lo tanto, la premisa para este nuevo enfrentamiento es clara: «tenemos que intentar que el ritmo lo pongamos nosotros».

ferroplas