(Fotografía: LaLiga SmartBank)

El Mirandés encara la recta final de la preparación del siguiente duelo ante el Sabadell. Los rojillos partirán mañana rumbo a tierras catalanas donde tratarán de sumar la segunda victoria del curso.

Se aproxima un calendario con rivales de entidad como Mallorca, Espanyol, Málaga o Zaragoza, pero el equipo de José Alberto prefiere no mirar la clasificación: “Lo que tenemos que hacer es afrontar cada partido para ganarlo, independientemente de cuál sea el rival. No hay que mirar si es un recién ascendido o no. Debemos mirarnos a nosotros mismos”, apunta Víctor Gómez.

El conjunto mirandesista ha dejado buenas sensaciones en este arranque liguero pese a tratarse de una plantilla en construcción. El lateral catalán admite falta de experiencia en algunas fases de los partidos. Goles en los últimos minutos o en acciones a balón parado han dejado a los rojillos sin un mayor premio en alguna de las citas disputadas.

“Nos beneficia que el rival proponga algo más que no balones en largo. Nos tendremos que adaptar a este tipo de situaciones. Por ejemplo ante la Ponferradina, yo veía que el peligro solo podía llegar a balón parado. Habrá rivales con mayor experiencia y hay que intentar suplirlo con otras virtudes que tenemos”, señala.

En línea ascendente

Queda mucho camino por recorrer y sigue habiendo margen de mejora. Gómez señala que el equipo se encuentra en línea ascendente para afrontar un exigente calendario durante el presente mes. “Simplemente nos falta finalizar las jugadas después de llegar tanto al campo rival. Hay que intentar tener más ocasiones de gol. Ahora estamos todos juntos y las sensaciones son muy buenas. Hemos congeniado estupendamente”, destaca. A falta de que el mediapunta Jackson pase los pertinentes test PCR, toda la plantilla se encuentra a disposición del técnico asturiano salvo Mario Barco.