Los baleares remontaron in-extremis un encuentro con dominio burgalés desde el inicio.

Derrota tras una buena primera parte.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Dura derrota la sufrida por el UBU San Pablo Burgos ante un UD Ibiza HC Eivissa que ya avisó la semana pasada de su peligro y que este domingo apuró hasta el último instante para remontar un encuentro que había estado dominado por los rojinegros desde el pitido inicial. Los de Nacho González dispusieron de rentas de hasta cinco tantos en la primera mitad, pero en el segundo acto se fueron diluyendo a medida que los baleares se crecían.

El choque comenzó con ganas y ambición evidentes por parte de ambos contendientes. Tanto locales como visitantes salieron muy volcados al ataque, buscando acciones rápidas con las que sorprender al rival. Pinillos fue el encargado de abrir la lata del encuentro con dos goles seguidos, mientras que Mile cerraba la portería con buenas intervenciones. En el primer tramo del encuentro, la ofensiva cidiana llegó enteramente desde el flanco derecho, con el propio Pinillos y Juan Tamayo llevando la voz cantante del ataque rojinegro.

Los burgaleses pudieron resolver en el primer tiempo.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

La brecha de tres tantos en el minuto 10 provocó un tiempo muerto de Eugenio Tilves que quiso buscar soluciones antes de que la fractura fuese mayor, pero las paradas de un Mijuskovic muy enchufado impidieron a los baleares recortar distancias. Por el contrario, los burgaleses se fueron hasta cinco goles por encima en el momento en el que comenzaron a imponer el ritmo del partido. Javi Rodríguez comenzó a percutir por el lateral izquierdo y las tareas defensivas se complicaron para los ibicencos a los que el peligro les comenzó a llegar desde múltiples posiciones.

También los visitantes probaban suerte desde distintos puestos, pero el guardameta montenegrino no estaba por la labor de facilitar las cosas al equipo oponente. En el minuto 20, la exclusión de Julián Rasero dio un respiro al UD Ibiza de forma momentánea pero el UBU San Pablo se seguía mostrando muy serio en todas las facetas del juego y la contienda siguió estando dominada por el bloque burgalés, que no vio mermada su ventaja ni con las exclusiones de Juli y Ernesto en el último tramo de la primera parte. Así, con 18-14 se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, los baleares salieron enchufados y concienciados de sus posibilidades de remontada y en tan solo tres minutos redujeron distancias a dos goles (19-17) favorecidos también por la exclusión de Álvaro Torres en el 32. El empuje visitante tensó los nervios de los cidianos que comenzaron a precipitarse y a acumular errores al tiempo que los ibicencos reforzaban su defensa. Juan Tamayo frenó la escalada visitante en el 37 con un gol que frenó la posibilidad de que se Ibiza se viese con posesión para empatar. La grada comenzó a cobrar protagonismo y los cánticos se elevaron por parte de la hinchada de El Plantío. En el bando visitante, el guardameta Gamallo apareció para cerrar sus dominios y en hasta tres ocasiones detuvo lanzamientos de siete metros locales.

En la segunda parte el equipo burgalés no estuvo bien.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

El choque entró en una fase de ida y vuelta y en el intercambio de golpes, el HC Eivissa logró el ansiado empate en el 43 (23-23) lo que obligó a Nacho González a solicitar tiempo muerto. Un receso con resultado inmediato. Un gol de Tamayo y otro de Ernesto devolvieron la ventaja a los rojinegros e Ibrahim Moral enarboló en ‘no en mi casa’ en un momento clave para dar alas al bloque castellano. El encuentro estaba abierto y emocionante en ese punto. El técnico local cambió a defensa 5-1 para alejar la potencia de Basualdo, muy acertado en la segunda mitad, pero la precipitación seguía condenando al cuadro castellano y aliviando a un Ibiza que volvía a igualar en el 50 de juego. No había manera de adivinar el desenlace. La exclusión de Raúl en el 54 elevó la tensión. Cada acción cobraba una especial trascendencia y los jugadores reclamaban el empuje de su afición.

Pero a río revuelto, pescó mejor el HC Eivissa. A falta de 30 segundos, con balón para Burgos, Nacho González solicitó tiempo muerto. Los visitantes recuperaron para hacer el 31-30 dejando al UBU San Pablo con el tiempo justo para ejecutar una única acción a tiempo cumplido, que Claudio Ramos no logró convertir en empate. Dura derrota en un encuentro propio de la División de Honor Plata. El próximo domingo, día 11, los cidianos se miden en El Plantío a la UD Sarrià, a las 12:00 horas.

Banquillo del Balonmano Burgos. Foto: Jarcha/Burgosdeporte

NACHO GONZÁLEZ: “Hemos desaparecido en la segunda parte”

El técnico del conjunto burgalés, Nacho González, se mostraba frustrado tras el encuentro por el desenlace final de la contienda.  «Partido en el que te vas con una sensación muy mala, porque en la primera parte lo hemos tenido controlado y para romperlo, pero hemos desaparecido en la segunda», resumía el preparador.

«Todo lo que veníamos haciendo bien, sobre todo en defensa y en cuanto a imponer nosotros nuestro ritmo, en la segunda mitad no hemos sido capaces de hacerlo», insistía González. Solamente «en dos ataques, con el cambio defensivo a 5-1, se ha logrado un 3-0 de parcial», apuntaba. No solo fue una «segunda parte para olvidar», si no que «en la primera ya ha habido algún momento en el que Ibiza ha metido algún gol de saque rápido», en el que el cuadro burgalés no hizo rápido los cambios ataque-defensa. «Creo que un partido para saber lo que es la División de Honor Plata», afirmaba el vallisoletano.

«Yo les comenté a los jugadores antes de empezar, viendo los resultados de los partidos del grupo, que eran partidos muy igualados», explicaba. «Daba igual que uno se fuese un poco, luego el otro se acercaba. Esto es así, en los minutos finales, si cometes errores, se te acercan», incidía.

«Esto es la División de Honor Plata. Es triste conocerla así, con una derrota, pero cuanto antes entendamos lo que es esta categoría y seamos capaces de reaccionar ante estas situaciones, antes podremos ser el equipo estable que buscamos», concluía.

FICHA TÉCNICA:

UBU SAN PABLO BURGOS 32: Mile, Cantore (3), Pinillos (5), Juli, Claudio (1), Dalmau (2), Juan Tamayo (6), -siete inicial- Espinosa, Raúl (1), Samuel (2), Marcos García, Javi (4), Álvaro (4), Joshua (3), Ernesto (1) e Ibrahim.

UD IBIZA HC EIVISSA 33: Gamallo, Basualdo (6), Celorrio (3), M. Sánchez (6), Iriarte (5), Castro (2), Torres (2) -siete inicial- Esteve (2), Lacarra, Sala (1), Navarro, Soria, Bernárdez (4) y Hernández (2).

PARCIALES: 3-2 / 7-4 / 10-6 / 14-9 / 17-12 / 18-14 / descanso / 20-18 / 23-21 / 26-23 / 27-26 / 29-28 / 32-33

ÁRBITROS: Sergio Estelles y Mauro Antonio Montero (MAD). Excluyeron a Juli (min. 20), Ernesto (min. 27), Álvaro (min. 37) y Raúl (Min. 54), por parte del UBU San Pablo, y a David Sala (min. 23).

VISITA LA GALERIA DE FOTOS DE ESTE PARTIDO.- Jarcha/Burgosdeporte