Foto: El Cristo Atlético pelea un balón colgado al área rival .- A. Rodríguez

La Arandina venció al Cristo Atlético por la mínima, en un partido igualado en el que no hubo claras ocasiones de gol. Durante los primeros 45 minutos, los dos equipos estuvieron más pendientes de no encajar gol que de ir a por la victoria. La Arandina tuvo las llegadas más peligrosas de la primera mitad, a través de centro y jugadas a balón parado, aunque sin demasiados apuros para la defensa palentina.

En la segunda parte, el partido cambió de forma drástica. Tan solo pasaban 10 minutos cuando el conjunto ribereño aprovechó el desmarque de Carlos Sagués, que ganó la espalda de la defensa y batió al portero de forma magistral.

Tras el tanto burgalés, la Arandina se frenó e intentó dar calma al partido. Mientras, el Cristo Atlético buscó perforar la meta blanquiazul con un juego muy físico, que diera profundidad por las bandas, pero no obtuvo éxito en sus jugadas de ataque.

En los minutos finales, los ribereños generaron contras muy peligrosas que pudieron decantar el partido. El delantero Santín tuvo la oportunidad más clara para sentenciar el encuentro pero no tuvo fortuna con su disparo.

El partido acabó con victoria para la Arandina, ante un Cristo Atlético que esta temporada será uno de los favoritos a los puestos altos de la tabla, y que luchará por el objetivo del play-off de ascenso.