ferroplas

(Fotografía: Balonmano Burgos)

Sube el telón y el espectáculo de la División de Honor Plata da comienzo. El UBU San Pablo Burgos se ganó con galones el derecho a subirse al escenario y afronta su debut ante la SD Teucro —el sábado en Pontevedra, a las 20:30 horas— tras siete semanas de preparación y cinco productivos ensayos de pretemporada.

Ya no hay más tiempo para pruebas ni cambios de vestuario, el Balonmano Burgos se estrena en la cancha de un histórico del balonmano español, la Sociedad Deportiva Teucro, en un choque en el que los hombres de Nacho González deberán demostrar que el largo camino recorrido desde el inicio de los entrenamientos ha dado sus frutos.

Han sido cinco encuentros de pretemporada en los que, si bien, no se ha conseguido la victoria —derrotas ante Aranda (27-31) y Torrelavega (25-26) y empates ante Zamora (32-32 y 31-31) e Ikasa (30-30)— se ha visto una evolución evidente en el juego colectivo de los cidianos. Una mejora en la que aún cabe una mayor ganancia con el avance de la competición regular.

Enfrente, estará uno de los equipos consolidados de la categoría. El bloque dirigido por Irene Vilaboa ha incorporado un grupo importante de jugadores nuevos para este nuevo curso, entre los que se encuentran los extremos Miguel Sio y Ricardo González, el pivote Víctor Deco, el lateral izquierdo Diego Martínez y el portero Stefan Manojlovic.

Además, teniendo en cuenta las ocho bajas con las que ha contado el bloque gallego con respecto al curso anterior, la plantilla se ha completado con varias jóvenes promesas subidas de la cantera como el portero del filial Raúl González y los juveniles Diego Fernández y Juan Piñeiro.

El técnico del cuadro rojinegro, Nacho González, destaca la importancia de comenzar ante uno de los bloques más consolidados de la División de Honor Plata para colocar el listón lo más alto posible en el inicio de la temporada. «Empezamos la competición oficial contra uno de los equipos históricos de esta categoría y del balonmano nacional como es el Teucro. Un equipo que ha hecho bastantes cambios en la plantilla, pero mantiene un grupo de jugadores importantes del año pasado», explica el preparador. «Ese grupo de jugadores tienen experiencia y dan estabilidad para la División de Honor Plata», analiza.

En lo que se refiere a la plantilla rojinegra, el entrenador vallisoletano tiene claras las fortalezas y debilidades de sus hombres: «Nosotros hemos hecho una pretemporada en la que a nivel físico hemos conseguido los objetivos y luego, poco a poco, hemos ido mejorando, aunque aún nos queda mucho margen de mejora». Una futurible evolución que es «positiva para el equipo» y que «tiene que ir dando poco a poco la competición».

González marca como objetivos para este sábado «intentar hacer un partido serio y estable e intentar tener un ritmo constante de juego». «Esas tienen que ser las bases sobre las que nos tenemos que asentar para intentar hacer un buen partido y sacar un buen resultado», completa el preparador.

ferroplas