El equipo de Joan Peñarroya se impuso con claridad al Gran Canaria en su primer partido en el Coliseum

Kravic en un lance del partido.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Gran victoria del Hereda San Pablo Burgos en su estreno en el Coliseum. Las buenas sensaciones que dejó el equipo a pesar de la derrota la primera jornada en el Palau han quedado refrendadas en su primer encuentro en casa. Ante un rival de los llamados a estar arriba, los burgaleses supieron desarbolar por completo al mismo para llevarse una solvente victoria, pero sobre todo, dar un primer aviso de lo que este equipo puede dar de sí esta temporada. Hoy solo el desacierto en el tiro exterior en el primer cuarto le impidió poner de tierra de por medio en el mismo, pero ya en el segundo cuarto los de Peñarroya dejaron solventado el encuentro, con un imperial Kravic en ataque con 18 puntos, y con una magnífica defensa de los burgaleses que secó a los de Gran Canaria, que fueron durante todo el encuentro un muñeco en manos de un cuadro burgalés que terminó gustándose en el último cuarto.

El arranque de partido fue más típico de pretemporada que de competición oficial, con muchas imprecisiones en ataque, si bien los burgaleses dominaban la faceta defensiva, lo que unido al acierto de Kravic en la pintura, que anotaba los 8 primeros puntos de los burgaleses, permitía a estos tener la primera renta del partido (8-4). Muy mal los de Fisac en ataque, gracias a la férrea defensa de los de Peñarroya, que lograban anular por completo a los visitantes en ataque con más de tres minutos sin anotar canasta, aunque la nota negativa la ponían en el juego exterior, con un acierto de once intentos en los burgaleses, que impedía que la ventaja fuera más allá de los cinco puntos al acabar el primer cuarto (16-11).

El partido seguía por los mismos derroteros en el arranque del segundo cuarto. Nadie en Gran Canaria ponía algo de color en el ataque visitante, que mostraba grandes dificultades para lograr situaciones de tiro, mientras que los burgaleses , ahora con Mc Fadden y Horton llevando el peso anotador, iban elevando la ventaja local hasta los 10 puntos (26-16). La vuelta de Kravic a pista volvía a dar dolores de cabeza a un Porfi Fisac que veía como el serbio anotaba nueve puntos seguidos, para contribuir con un parcial de 11-0 a lograr llevar la renta hasta los 18 puntos (37-19), con dos minutos por disputar, donde los de Peñarroya seguían con el martillo pilón en ataque y una gran defensa, que dejaba a los de Gran Canaria con 10 puntos anotados en el cuarto y la ventaja en 21 puntos al descanso (42-21).

Tras el paso por vestuarios, mostraban más agresividad en defensa los de Fisac, con 4 personales en apenas dos minutos, pero en ataque seguían sin ideas y solo el tiro exterior salvaba sus estadísticas, mientras los burgaleses seguían a lo suyo, ahora con acierto desde la línea de tres y con Rivero y Kravic dominando el rebote y el juego interior para llevar el marcador hasta los 29 puntos de ventaja (56-27) ante la desesperación del técnico visitante, que veía como otro ciclón en el ataque local, con Benite, Mc Fadden y Horton desatados en el tiro, endosaban un parcial de 12-0 (68-31), que solo maquillaba Okoye desde el triple para cerrar el cuarto con los burgaleses doblando en el marcador a los canarios (68-34).

El partido tenía poca historia ya en el último cuarto. Mc Fadden y Horton desde el triple volvían a poner la máxima ventaja en el marcador (77-40), aunque encontraban respuesta con un parcial de 0-7 en los de Fisac, lo que aprovechaba Peñarroya para sentar a los suyos (77-47). Si en el primer cuarto el desacierto en el tiro exterior era la nota negativa en los burgaleses, ahora su acierto les permitía lograr un parcial de 9-0 (86-47) con tres minutos por disputar. La nota positiva del cuarto la ponía Huskic, anotando seis puntos que servían para poner la guinda a un encuentro que terminaba con la friolera de 32 puntos de ventaja para los burgaleses (92-60).

Apenas hay tiempo para saborear esta victoria, pues en menos de 48 horas los burgaleses afrontan su siguiente compromiso liguero, que será este domingo ante Acunsa GBC, partido que se disputará en el Coliseum por las obras en el recinto guipuzcoano.

Ficha técnica

92 – Hereda San Pablo Burgos: Alex Renfroe, Vitor Benite, Xavi Rabaseda, Jasiel Rivero y Dejan Kravic –cinco inicial– Omar Cook, Álex Barrera, Thad McFadden, Miquel Salvó, Kenneth Horton, Jordan Sakho, Goran Huskic.

60 – Herbalife Gran Canaria: Jacob Wiley, Stan Okoye, Andrew Albicy, Amedeo Della Valle y John Shurna –cinco inicial– Olek Balcerowski, Frankie Ferrari, Fabio Santana, Beqa Burjanadze, Matt Costello, Javi Beirán.

Cuartos: 16-11; 26-10; 26-13; 24-26.

Árbitros: Jordi Aliaga, Jorge Martínez Fernández e Iyán González Gálvez.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum a puerta cerrada. Se guardó un minuto de silencio antes del comienzo del encuentro por las víctimas de la pandemia.