(Fotografía: Mirandaesdeporte)

El joven atleta de Invictus FT superó sus marcas en la ronda previa. Ahora debe esperar para ser uno de los 5 deportistas que participen en la gran final de A Coruña en categoría Júnior.

Ha regresado a la competición con buenas sensaciones tras una operación de rodilla que le hizo parar durante dos meses. Álvaro Jiménez, atleta del gimnasio Invictus FT, participó este pasado fin de semana en la ronda de clasificación para el Campeonato de España que tuvo lugar en la localidad guipuzcoana de Zizurkil.

En arrancada levantó 115 kilos en su segundo intento, mientras que en dos tiempos fueron 143. “Iba con idea de levantar un poco más incluso. Es una prueba en la que te juegas todo y a la vez nada. En arrancada fallé en los 117 kilos y en dos tiempos superé un poco más forzado los 143. La vuelta ha sido mucho mejor de lo que podía esperar. Ahora queda ver lo que han hecho los demás”, señala en declaraciones a Miranda es Deporte.

Buenas sensaciones

Pese a la operación, su rodilla respondió en la cita previa aunque Jiménez admite que todavía siente pequeñas molestias: “Me operaron en diciembre y antes del confinamiento ya empecé a tocar barra. Noto alguna molestias al entrenar y hacer carga. La zona no es la misma porque han tocado por dentro, pero a día de hoy puedo decir que estoy bien y recuperando mi mejor nivel”.

El deportista mirandés levantó en total 258 kilos. Un registro que espera le valga para ser uno de los 5 competidores que lucharán por el título nacional en categoría Júnior, que tendrá lugar el próximo 17 de octubre en A Coruña. “Con las marcas que hice, creo que llegaré de sobra pero hay que esperar porque se celebraron otras cuatro rondas previas. Es la primera vez que se hace así y la gente está algo despistada. Se decidirá entre esta semana y la siguiente”, apunta. Jiménez deberá esperar a la clasificación final, mientras prosigue con sus entrenamientos y dirige a niños de entre 10 y 14 años en el gimnasio Invictus FT.