Sangre joven para las Pingüinas, se trata de la burgalesa Saray Avilés Alcoba y de la vallisoletana Carmen Aguado Curto.

Saray viene de la fructífera cantera del Aparejadores RC, también ha jugado partidos cedida en el Salvador RC y en las selecciones autonómicas de Castilla y León sub14 y sub16.

A pesar de su juventud 16 años, cuenta con una dilatada experiencia, ya que comenzó a jugar en categoría sub8.

Puede jugar tanto en los medios como en el centro y por su progresión y trayectoria puede convertirse en una jugadora determinante en los próximos años.

Carmen tiene 18 años y viene del VRAC de Valladolid que siempre es una garantía de juego y técnica.

En este caso son los estudios y la posibilidad de seguir formándose como rugbier lo que la ha traído a Burgos.

Su trayectoria es menor que la de la burgalesa, pero tiene experiencia en la liga regional senior. Suele jugar de medio de melé y de ala.