El trabajo colectivo de la plantilla desde un inicio dio la victoria a los azulones ante un correoso rival

Un momento del partido en Logroño.-Foto: CB Clavijo

El Tizona Universidad de Burgos logró su segunda victoria de la pretemporada, nuevamente ante el CB Clavijo de LEB Plata. En esta ocasión fueron los azulones los que ejercieron como visitantes y el partido tuvo un tinte diferente al disputado el pasado martes. Desde un inicio los burgaleses tomaron el mando, aunque con una ventaja menor que la pasada vez. La igualdad fue máxima en un encuentro muy físico y trabado en el que el Tizona supo mantener su renta para lograr el triunfo final

El equipo de Jorge Elorduy llegaba a este choque con la moral alta tras haber vencido al propio CB Clavijo en el choque disputado hace tan solo cuatro días en El Plantío. Sin embargo, mantuvieron la máxima concentración desde el inicio y salieron a la cancha mentalizados de la importancia del encuentro en su preparación. Los primeros compases del choque mantuvieron una gran igualdad. El técnico burgalés utilizó un quinteto con variaciones respecto al del pasado choque ante este mismo equipo. Los burgaleses aprovecharon pronto el acierto exterior de Rawson para lograr una mínima ventaja, pero los riojanos se hicieron fuertes en su feudo, logrando igualar el choque (12-12).

Comenzaron pronto las rotaciones y el equipo burgalés recuperó su ventaja en el marcador gracias a un triple desde la banda de Galarreta tras una buena finta y asistencia de Imobach. El Tizona Universidad de Burgos empleó un juego rápido desde el inicio, con transiciones y contraataques ágiles, aunque con alguna imprecisión en campo rival. Como parte de este juego veloz, un siempre atento Ayoze amplió la brecha justo antes del final del primer periodo robando un balón en el centro del campo y anotando sin oposición (19-25).

Los riojanos aprovecharon la aportación en la pintura del checo Tomas Hampl, muy activo en el rebote y sacando faltas personales a sus rivales. Tras una jugada sin éxito en ataque, Barro se resarcía anotando un alley-oop tras asistencia del director de juego azulón, Ayoze Alonso. Al igual que en el choque previo, los hoy visitantes apostaron por lanzamientos exteriores frecuentes y, de nuevo. un acertado Rawson anotaba desde la línea de triple. La pizarra de Elorduy daba sus frutos y pocos minutos después, era Imobach quien anotaba de tres tras una buena jugada colectiva.

El Tizona había cogido el mango del choque, pero los logroñeses no se dieron por vencidos y, con un triple de Jaume Lobo, culminaban un parcial de 8-0 que los acercaba en el marcador. La conexión entre Javier Marín y Hampl acercó al Clavijo en el marcador, pero Kris Joseph y Kody cortaron la racha positiva de su rival con sendas canastas. Esta mejoría de los locales en el segundo cuarto propiciada por el juego interior de Hampl y Correia generó una mayor igualdad en los minutos previos al descanso. La mala noticia de la primera parte la protagonizó Kris Joseph, quien terminó con molestias en el tobillo y no pudo disputar la parte final del encuentro.

El equipo del Tizona en un tiempo muerto en Logroño.- Foto: CB Clavijo

El conjunto local salió de nuevo con la intención de meterse en el partido, algo que logró con un triple de Marín. Elorduy dio entrada a Barro en lugar de Diop, que acumulaba su tercera falta personal. Este aspecto complicó el juego a los azulones, que también tuvieron que dar descanso a Iván Martínez, a una sola falta de la eliminación en el inicio del tercer cuarto. Los riojanos aprovecharon sus mejores minutos y su acierto exterior para igualar el partido (47-47).

El equipo burgalés aumentó su incidencia en el juego interior, logrando sendas canastas de Rawson y Diop. Tras ello, Imobach emuló al también canario Ayoze y anotó a la contra tras robar el balón en el centro del campo. El Tizona mantuvo la calma y amplió su diferencia gracias a dos triples consecutivos de Ricardo Úriz antes del final del tercer periodo (53-60).

El partido se encontraba mucho más abierto que el disputado en El Plantío y ambos equipos comenzaron con intensidad el cuarto definitivo. Al igual que en el resto del choque, la parte final fue muy trabada y ambos equipos acumularon bastantes faltas personales. Miguel De Pablo volvía a acercar al Clavijo en el marcador con una canasta lejana, pero Mus Barro respondía desde la línea de tiros libres, donde se mostró muy acertado toda la tarde. Las imprecisiones propias de la pretemporada hicieron de nuevo aparición en el campo, favorecidas por la presión defensiva de ambos conjuntos.

Elorduy perdió para los minutos finales del choque a Iván Martínez y Ayoze, ambos eliminados por faltas personales. Esto condicionaría el juego azulón en los minutos decisivos del encuentro, ya que en la posición exterior tampoco estaba disponible el lesionado Spencer Reaves. Pese a ello, Imobach cumplió con su papel fuera de su demarcación habitual y anotó un importante triple en el último minuto que acercaba a los burgaleses a la victoria (66-74).  El Clavijo respondió inmediatamente con otro triple de Rodrigo Gómez, pero sin apenas tiempo para dar la vuelta al resultado.

El próximo test de pretemporada que disputarán los azulones tendrá lugar el próximo miércoles 23 de septiembre a las 20.30 horas en El Plantío frente al CD Carbajosa de la Sagrada de LEB Plata.

Ficha técnica:

CB CLAVIJO: 69

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: 76

CB Clavijo: Lobo (14), Marín (3), Gómez (17), Correia (9), Hampl (10) –quinteto inicial-, De Pablo (6), Lafuente (-), Marques (10), Bustillo (-) y  Niang (-).

Tizona Universidad de Burgos: Ayoze (4), Iván Martínez (7), Rawson (11), Galarreta (9), Joseph (2) –quinteto inicial-, Úriz (10), Barro (17), Diop (4), Kody (4) e Imobach (9).

Parciales: 20-25 / 36-43 / 53-60 / 69-76