Javi Jiménez.- Telefoto.- CD Mirandés

El Mirandés ya prepara el compromiso de la segunda jornada liguera que le medirá al Real Oviedo en Anduva el próximo sábado a las 16,00 h. El equipo rojillo tratará de mantener las buenas sensaciones ofrecidas sobre el césped en el estreno del campeonato. “Todo lo que no es ganar genera un sabor agridulce, pero en líneas generales la sensación es buena. Competimos bien durante todo el partido, aunque tuvimos siete, ocho minutos finales en los que nos pudieron marcar. Todavía estamos conociéndonos”, admite Javi Jiménez.

El equipo mantuvo la portería a cero en el duelo contra el Alcorcón, aunque el lateral jienense espera que los tantos a favor comiencen a llegar desde este sábado: “El equipo está en pleno proceso de construcción y adaptándonos a lo que el cuerpo técnico nos pide. Creo que lo que falta es hacer un gol y romper un poco esa racha. La pretemporada queda a un lado y debemos centrarnos en la Liga. Hay que hacer autocrítica y corregir los aspectos negativos de cara al fin de semana”.

Existe un precedente muy cercano frente al Oviedo. Ambas escuadras se vieron las caras durante la pretemporada en el Carlos Tartiere en un partido que concluyó sin goles. “Es un equipo fuerte en todos los aspectos. Nuestra máxima debe ser la actitud y la solidaridad. Si somos capaces de mantener la portería a cero, habrá posibilidades de ganar porque arriba tenemos jugadores que pueden marcar”.

El área deportiva sigue trabajando en la confección de la plantilla, pero la posición de lateral ya se encuentra cubierta en ambos costados. “No supone ni una ventaja, ni tampoco tener tranquilidad. Los laterales ya tenemos las posiciones dobladas. Tenemos la suerte de que hay buenos jugadores en esos puestos. Está claro que cuanto antes llegue la gente, antes se conocerá todo el equipo”, afirma Jiménez.