(Fotografía: Javier Gómez)

El Balonmano Burgos encara sus últimos días de preparación antes de su estreno en División de Honor Plata con un último ensayo de pretemporada de alta exigencia. El Bathco Balonmano Torrelavega será el rival del UBU San Pablo este domingo 20, a las 12:00 horas, en El Plantío. Un oponente de altos vuelos para tomar la medida a la competición antes de su inicio, el próximo día 26, a las 20:30 horas en casa del Teucro.

Tras los encuentros ante el Villa de Aranda (27-31), Zamora (32-32, en la ida; 31-31, en la vuelta) e Ikasa Madrid (30-30), el equipo dirigido por Nacho González se mide ante uno de los grandes de la División de Honor Plata, el Balonmano Torrelavega. Los cántabros son uno de los claros favoritos al ascenso a la liga Asobal, lo que les convierte en un rival idóneo para probarse antes del inicio de la temporada regular.

El ‘escuadrón naranja’ se quedó a las puertas del ascenso al final de la pasada campaña, en la que concluyó tercero en la clasificación. La paralización del curso y la ausencia de ‘play-off’ de ascenso dieron al traste con sus aspiraciones de alcanzar la máxima categoría del balonmano nacional, un sueño al que no han renunciado y al que volverán a optar este nuevo curso.

Para ello, mantienen a gran parte del bloque que tan buen rendimiento les dio la pasada campaña al que han sumado dos refuerzos, el pivote procedente del BM Zamora, Jaime Gallego, y el lateral izquierdo llegado desde Moguer, Dani Serrano.

La entidad del oponente y el momento de la pretemporada en el que se encuentra el UBU San Pablo, a una semana del inicio de la liga, convierten este encuentro en un duelo de alto nivel y de gran trascendencia para conocer el estado de la plantilla rojinegra.

Nacho González sabe que el margen de error es cada vez más estrecho, por lo que afronta este partido como un ensayo general en el que sus pupilos tendrán que demostrar que, tras seis semanas de trabajo, tienen asimilado el modelo de juego y el ritmo que el técnico vallisoletano exige en la cancha.

«El partido contra Torrelavega es el último partido de la pretemporada y, por lo tanto, estamos muy cerca de la competición, por lo que nos va a enseñar realmente dónde estamos después de estas seis semanas de trabajo», explica González. El preparador remarca la importancia que han tenido los encuentros de preparación que el UBU San Pablo ha disputado hasta el momento: «La pretemporada nos ha servido para enseñarnos lo que es la División de Honor Plata, una división con muchos equipos a un nivel muy parejo y partidos muy igualados, algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados de la temporada pasada».

Es por eso que, dentro de la planificación de los rojinegros, estaba previsto terminar la pretemporada «con un equipo muy fuerte, de los de arriba, que lleva varios años luchando por el ascenso y que, este año, con Antequera y con Novás estará en el grupo de claros favoritos de ascenso», apunta el técnico. «Ellos prácticamente no han hecho ningún cambio con lo cual es algo que es muy beneficioso», resalta.

«Nosotros, por nuestra parte, seguimos trabajando para intentar meter a los jugadores nuevos en la dinámica y ser lo más estables posible, que es el gran déficit que tenemos a día de hoy», señala. Un punto en el que incide especialmente Nacho González y a cuya solución da más importancia: «Mezclamos momentos muy buenos con minutos muy malos con muchas pérdidas y errores. Tenemos que evitar esta montaña rusa». Algo que, por otro, «es normal con el perfil de jugadores jóvenes y con muchos hombres importantes nuevos».     

Normas de acceso

Dada la situación sanitaria en la que se encuentra el país, el aforo se limita a 500 personas por estricto orden de llegada. Será obligatorio el uso de mascarilla y se recogerán los datos de todos los asistentes (Nombre, DNI y número de teléfono). En la grada, los aficionados deberán sentarse separados y en disposición de tresbolillo.

En todo momento habrá personal del club que indicará la circulación interna, así como el resto de normas de seguridad. El precio de la entrada será de 4 euros para el público general y gratuito para aquellos que ya hayan retirado su carnet de abonado 2020/2021.