ferroplas

(Fotografía: Club Ciclista Arandino)

Después del intento fallido del equipo cadete del Club Ciclista Arandino de debutar en Tafalla el pasado mes de agosto y suspenderse por las numerosas caídas, el arandino Álvar Martín volvía a viajar a la localidad navarra con el único objetivo de poder competir por primera vez en la categoría en esta temporada.

El arandino, único participante del Bici Aranda, fue el claro protagonista de la carrera echándose a la espalda toda la responsabilidad en las escapadas, y es que el del Bici Aranda provocaba fuga tras fuga hasta que se cuajó la definitiva compuesta por 5 corredores.

El grupo cabecero rápidamente abría hueco con respecto a un pelotón pasivo que pronto se quedaría sin opciones. El ataque definitivo llegó en el Premio de Montaña a falta de 6km para meta por parte de un combativo Martín, que dejaba a sus compañeros de escapada y llegaba en solitario a meta consiguiendo así una victoria muy importante a nivel anímico y que, además, motiva y mucho al conjunto ribereño de cara al próximo fin de semana, en el que tendrá lugar el Campeonato de Castilla y León de ruta en Baños de Cerrato (Palencia).

El Recambios Callejo, sin premio en Talavera

Si el equipo Bici Aranda conseguía la victoria en Tafalla, los juveniles se quedaban a las puertas de hacer lo propio en la Vuelta a Talavera en la clasificación de las Metas Volantes. La ronda manchega, con 4 etapas, comenzaba de forma inmejorable para el Recambios Callejo con sus 7 corredores en carrera y con el maillot de las Metas Volantes por parte de un Álvaro López que, sin ser su especialidad ni mucho menos la de los sprints, se metía en la lucha quedando segundo en cada uno de los tres pasos puntuables de la primera etapa.

En la segunda etapa, de 93km y dos pasos de Metas Volantes, el equipo trabajó bien para puntuar en el primero, pero el arandino no lo consiguió y empatado a puntos, el maillot fue a parar a uno de los integrantes del equipo murciano Valverde Team.

Llegó la tercera etapa, y con ello, la contrarreloj por equipos, una especialidad siempre difícil y que gusta a directores y corredores por su espectacularidad. Sobre un recorrido de 7 km, el equipo arandino terminaba en el puesto 13º de 28º, siendo el primero que no portaba material de contrarreloj, que favorecía en este caso a los equipos que sí lo portaban. Una notable actuación antes de la lucha definitiva por la clasificación de las Metas Volantes en la cuarta y última etapa.

Con dos pasos puntuables, el equipo salía con el objetivo claro y la estrategia bien planteada y sabida por los 7 corredores que el Recambios Callejo mantuvo hasta este último día. En la primera volata no salió bien y López pasaba en cuarto lugar mientras que el murciano pasaba tercero y se ponía primero en la clasificación general.

Con un premio de montaña entre medias, los equipos quedaban mermados y la lucha en el segundo paso sería prácticamente de tú a tú. Si bien, López puntuaba esta vez con un segundo puesto, el del Valverde pasaba primero, con lo que el ribereño se quedaba sin premio.

Ya pensando en la clasificación general, José María Bermúdez sufría un inoportuno pinchazo en la bajada del segundo puerto que conseguía resolver reenganchando de nuevo al pelotón entre el siguiente paso de montaña y la bajada. En el grupo principal, otros tres corredores del Recambios Callejo intentaban sin éxito reducir las distancias con un grupo intercalado entre la escapada, ya inalcanzable, y el pelotón.

Finalmente, en la clasificación general, el equipo arandino metía 4 corredores, Álvaro López, Marcos Gómez y Eder Izcara en los puestos 37º, 38º, 39º y 93º mientras que por equipos terminaban en una gran 11ª plaza.

Ahora, el conjunto arandino ya se encuentra concentrado en tierras andaluzas de cara a la participación en la Challenge Subbética que se celebrará estos próximos 18, 19 y 20 de septiembre.

ferroplas