Un momento del partido en León.

El Villa de Aranda no pudo con Ademar León, en un partido en el que aguantó el tipo hasta el último tramo de partido, pero el esfuerzo físico le paso factura y terminó cediendo una nueva derrota por 33-25.

La primera parte fue muy igualada, con un equipo arandino bien posicionado que estuvo siempre metido en el partido. Los amarillos se pusieron tres goles por delante en el marcador a los 13 minutos, 4-7 , aunque la reacción final del conjunto leonés, permitió al Ademar irse al descanso con ventaja mínima en el marcador. 14-13.

En la segunda mitad el Villa de Aranda tuvo dos fases diferentes. Una primera en la que estuvo muy intenso y metido en el partido, pero las fuerzas le duraron solo hasta el minuto 42, cunado comenzó el declive arandino, con un bajón físico ostensible, que permitió al Ademar ampliar su ventaja y lograr en los minutos finales un triunfo cómodo, mucho más de fácil de lo esperado tras la lucha de los minutoa anteriores.

Al final, derrota del Villa de Aranda, a la espera la próxima jornada de jugar su primer partido de la temporada ante su afición, ante un rival directo en la lucha por la permanencia, el conjunto del Cangas, que llega a este partido con dos derrotas, como los arandinos.

Ficha técnica.

Abanca Ademar: Marchán (6), Feutchamann (2), Natan Suárez (5), Tin Lucin (3), Pedro Martínez (1), Donlin, Gostovic, Carrillo, Slavic (p), Jaime Fernández (3), Gonzalo Pérez (7), Khalifa (ps), Antonio Martínez (1), Leo Semedo (5), Piechowski, Kisselev

Villa de Aranda: Luis de Vega (p), Da Silva, Negrete (1), Nico López (2), Calvo, Sukic (1), Linares, Víctor Megías (1), Llorens, Hernanpérez, Alberto Montiel, Javi García (4), Marques (3), Almeida (7), Julen Elustondo (2), Pombo (4)

Parciales: 3-2, 4-5, 7-7, 8-8, 12-10, 14-13; descanso; 16-14, 19-17, 23-18, 27-19, 29-22, 33-25

Árbitros: Rollán y Colmenero. Excluyeron con dos minutos a Piechowsky y Semedo, por el Ademar

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Sacyr Asobal disputado en el Palacio de los Deportes de León ante 643 espectadores