Entrenamiento del Burgos CF. Foto: Burgos Cf

El comienzo de las competiciones del deporte no profesional en España está mas cerca tras el protocolo. Elaborado por el CSD y el Ministerio de Sanidad para el regreso de las competiciones no profesionales. Un documento de 29 páginas que es capital para el regreso de las competiciones no profesionales  como las actividades relacionadas con los deportistas ya clasificados para Tokio 2021 o con opciones a ello. Además debe servir de marco para las competiciones dependientes de las propias comunidades, en este caso la Tercera división de fútbol o similares.

Este protocolo parte de un principio de autorresponsabilidad y voluntariedad desde todas las partes para cumplirlo. Protocolo que abarca tanto el regreso de los entrenamientos como la propia competición.

El documento empieza recordando que nunca se podrá acudir a participar en una actividad federativa, ya sean entrenamientos o partidos, si hay constancia de tener COVID o alguien del entorno. Y que no se puede hacer hasta no contar con la autorización médica

Reconocimientos médicos previos y PCR 72 horas antes de las competiciones

Todos los participantes deberán rellenar un cuestionario coordinado por el Jefe Médico de cada equipo y, en funcíón del mismo, se tendrá que hacer chequeos médicos a los asintomáticos, que tengan síntomas leves, moderados. Lo que inicialmente era necesario ahora queda en una recomendación de hacer test PCR antes del regreso a los entrenamientos y 72 horas antes de la competición. Pero es una recomendación porque al final es el Ministerio de Sanidad y las distintas Consejerias de las 17 Comunidades Autónomas quienes tienen delegagadas estas competencias y serán quienes deben decidir.

El regreso a los entrenamientos se hará cuando cuenten con la autorización elas distintas Comunidades Autónomas que los equipos deberán acreditar ante las mismas el cumplimiento de todas las normas. 

Los desplazamientos a otras Comunidades Autónomas podrán realizarse bien en autobus o en vehículos particulares. La delegación que acompañe a esta expedición como presidente, miembros de la Junta no debe superar las 3 personas. 

Si hubiera que dormir en el lugar del partido o la prueba, tanto antes como después, aconseja que sea en habitaciones individuales y evitando tener contacto alguno con el resto de huéspedes. Los equipos se comprometen a que no podrán nunca viajar aquellos que tengan unos síntomas leves compatibles con COVID. Los campos de juego estadios o pabellones deben cumplir todos los requisitos para poder disputar competiciones.

Calendario de partidos y normas sanitarias

El calendario de partidos deberá hacerse de tal manera que permita la desinfección total de las instalaciones siendo el equipo local el responsable en coordinación con la Federación. En cada estadio deberá contar con termómetros y desinfectantes en las entradas de acceso, todos los que accedan a jugar deberán completar un formulario epidemólogico, uso de mascarillas y mantener la distancia social.

Siguiendo las directrices de las competiciones profesionales, divide el estadio o pabellones en cuatro zonas: zona deportiva o da los jugadores y árbitros; zona de organización o de estadios que abarca el resto de la zona de competición. Además están la zona de graderío y una última medios de comunicación.

En cuanto al acceso en estas zonas, en lo que afecta a la primera de jugadores u Arbitros, será de un máximo de 25 en los equipos y cinco de los árbitros. En la zona de organización y partidos será un máximo de 22 personas; 14 en la de graderío y 45 en la zona de medios repartidos entre 15 de televisión, 20 de prensa y 10 fotógrafos.

Siguiendo también los principios de los protocolos profesionales, cuando los deportistas accedan al estadio o pabellón deberán acudir directamente a los vestuarios y evitando cualquier contacto y abandonaran el estadio nada más acabar el encuentro.

En los vestuarios no podrán estar disponibles ni las saunas, jacuzzi etc..y el resto de equipamiento deberá estar desinfectado

Zona de banquillos y grada

Solo un máximo de seis personas podrán estar en los banquillos quedándose todos los jugadores en la grada situada en la parte posterior. En los deportes de sala podrá haber un máximo de 12 personas tratando de estar lo más cerca de la sala.

El protocolo recoge también zonas específicas de calentamiento, deberán desinfectarse los balones

Los estadios o pabellones deberán contar con una zona específica para medios, con ubicación para las unidades móviles, las cámaras de tv y fotógrafos durante los partidos, una tribuna de prensa con una distancia mínima de dos metros

Actuación en caso de COVID durante la competición

Si se produce un caso positivo durante la competición, el afectado tendrá que ser aislado durante un mínimo de 10 días desde la toma de la muestra y siempre cuando no presente síntomas. Si las presentará tendrá que estar tras días más, debiendo anunciar el positivo a las autoridades sanitarias correspondientes y a la Federación deportiva a la que corresponda. Si hubiera tenido contacto estrecho con alguien, este también deberá estar 14 días aislado y será sometido a las mismas pruebas que el afectado. Se deberán desinfectas todas las instalaciones. Queda en manos de la Federación la decisión sobre la continuidad de las competiciones.

Una vez que este borrador sea aprobado, deberá transcurrir un mes para el inicio de las competiciones oficiales no profesionales en España.

Este viernes esta convocada una reunión entre el gobierno y Comunidades Autónomas para seguir abordando este asunto y de donde puede salir la aprobación definitiva que permitiría el arranque de las competiciones no profesionales arrancar a mediados de octubre.

El aforo quedará también en manos de las Comunidades Autónomas

La otra gran novedad y motivo de debate radica en el aforo permitido de publico a estos eventos. El CSD recomienda que no haga público dada la situación actual de la pandemia pero, al igual que sucede con la cuestion de las pruebas, pero serán las Comunidades Autónomas que gozan de las competencias en esta materia qquienes tengan la última palabra. El CSD aconseja que sean 500 espectadores en espacios cerrados y  hasta 1000 aficionados en los públicos.

Se trata además de un protocolo de mínimos donde incluso cada competición puede presentar un modelo superior que, en caso de no recibir respuesta negativa por parte del CSD en los quince días siguientes, se considerará como aceptado