(Fotografía: SPB/Borja B. Hojas)

El entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Joan Peñarroya, valoraba la victoria frente a RETAbet Bilbao Basket del cuarto encuentro de la pretemporada castellana que se disputó en el Bilbao Arena.

El técnico asemejaba los fallos de la primera mitad del duelo, que los bilbaínos cerraron al descanso con diez puntos de ventaja (51-41), con los del último choque, en el que cayeron ante el Baloncesto Fuenlabrada. “Volvíamos a cometer los mismos errores del partido de Fuenlabrada en nuestra defensa en esos dos primeros cuartos”, destacaba y hacía hincapié “en un segundo cuarto muy malo, donde nos anotan 31 puntos”.

Por el contrario, en la reanudación del duelo tras el paso por vestuarios, “nuestra intensidad y nuestra defensa deja al rival en 24”, señalaba Peñarroya, que se mostraba “contento con nuestra segunda parte”, en la que “hemos hecho una muy buena reacción en el aspecto defensivo”.

El catalán apuntaba: “Hemos dado un cambio importante, tanto en la responsabilidad individual y en la energía, como en hacer bien las cosas. Esa es la mayor de las lecturas que nos llevamos hoy como equipo”.

Estas lecciones de pretemporada son las que servirán para el curso que viene: “Todos conocemos las competiciones que vamos a jugar y si no estamos a un nivel alto defensivo no ganas a nadie. Creo que lo hemos entendido en la segunda parte y hemos mejorado mucho el trabajo”.

Entre los sustos que se llevó el cuadro burgalés en su partido de Miribilla, está el de Dejan Kravic, que tuvo que salir de la pista por unas molestias físicas. Así lo explicaba Peñarroya tras el encuentro: “El otro día ya se hizo un pequeño esguince en el partido y hoy otra vez jugando una continuación ha pisado mal y se le ha ido el tobillo. No parece muy grave, vamos a ver cómo evoluciona en las próximas 24 horas, pero en principio no parece que sea muy grave”.