La Federación de Castilla y León de judo se pone en marcha con la reactivación de su centro de tecnificación con entrenamientos de los equipos de Castilla y León en categorías infantil, cadete, junior y senior, gracias a un protocolo puesto en marcha por la propia Federación y la Junta de Castilla y León.

A esta primera jornada, asistieron los convocados burgaleses, todos del Club Grandmontagne, Ignacio Alonso, Iker López, Ángel del Val y Celia Fontecha.

Además, la Federación territorial pretende dar continuidad todas las semanas a estas convocatorias y ha previsto para finales de septiembre una convocatoria de exámenes para cinturón negro.