(Fotografía: Gerardo Martín)

El equipo cadete del Club Ciclista Arandino hacía su debut en competición en esta temporada 2020 este pasado domingo en la localidad navarra de Tafalla. La primera carrera para el Bici Aranda se hizo esperar y es que, la categoría cadete no tuvo oportunidad de iniciar la competición antes del confinamiento como si hicieron los juveniles.

De esta forma iniciaban su andadura en la categoría varios componentes del equipo ribereño como son Álvar Martín y Carlos Simón, no así Samuel Ruiz y Álvaro Calvo, ya en su segundo año. Mucha ilusión y muchas ganas por parte de los cuatro componentes del Bici Aranda aunque también bastante respeto a una carrera con 190 corredores y donde parecía que el aire iba a hacer sufrir a más de uno.

La carrera partía del Velódromo Miguel Induráin de Tafalla para hacer 59km prácticamente llanos con un Premio de Montaña que finalmente sería el único aliciente de la carrera. Y es que la carrera ya comenzaba muy mal desde el inicio, caída tras caída que dejaban fuera en los primeros kilómetros a Calvo, hasta que la carrera se tuvo que neutralizar por falta de ambulancias.

Tras recuperar una de las ambulancias, la prueba se iba a reanudar, pero una nueva caída en el tramo neutralizado provocó que dicha ambulancia se tuviera que marchar de nuevo provocando la suspensión de la carrera después de escasos 20 kilómetros de competición.

A pesar de todo, corredores y técnicos terminaron contentos y es que las sensaciones en el tramo disputado fueron muy buenas. Ahora, esperar a la siguiente carrera, y es que a la escasez de pruebas se suma la complicada situación que se está viviendo en la actualidad en Aranda, que no deja de generar incertidumbre para las próximas semanas.

El Recambios Callejo, a la espera de su debut en Guriezo

Y esta complicada situación la está viviendo más intensamente el equipo juvenil, que tiene previsto volver a la competición este mismo jueves en Guriezo (Cantabria), y que ahora mismo no sabe si podrá viajar con todo el equipo o únicamente con los corredores de Burgos si finalmente Aranda es confinado.

De cualquier forma, el equipo juvenil ha aprovechado este pasado fin de semana para continuar con la preparación para esta primera cita con un entrenamiento de equipo en Burgos al que se sumaron excorredores ahora en categoría sub23. Una gran mañana con un entrenamiento tipo carrera con pasos puntuables, bonificaciones y varios equipos que se jugaban la honrilla de ser los mejores.