La Asamblea del fútbol de Castilla y León aprobó, en la pasada reunión anual, la obtención de la ´licencia ordinaria´ a aquellas personas con capacidades diferentes que así lo deseen, sin necesidad de tener una ficha federativa específica.

El Reglamento General de la Federación de Castilla y León de Fútbol contiene un nuevo artículo -el 98- que aboga por la inclusión en la práctica del fútbol, sin necesidad de autorización federativa como existía antes, para futbolistas con diversidad funcional:

“Tratándose de personas con capacidades diferentes, debidamente acreditadas a través del certificado de los servicios públicos competentes, las mismas podrán obtener licencia en la categoría inferior a la que por su edad le corresponde, aportando el certificado médico de aptitud para la práctica deportiva y, además, siendo menores, la autorización de los tutores legales”.

El secretario general de la FCyLF, Francisco Menéndez, explicó a los asambleístas presentes que la propuesta presentada trataba de ser lo más inclusiva posible, sin la necesidad de `marcar´ una licencia diferente: “simplemente queremos que exista el mismo derecho a participar sin pedir autorización expresa caso por caso como ya había; eso sí, en una categoría menos si es necesario”, argumentó.