Foto: Ramco Evenepoel en el Picón Blanco.- Teledeporte

El ganador de la tercera etapa de la Vuelta a Burgos, con final en el Picón Blanco y actual líder de la competición, Remco Evenepoel manifestó al término de la carrera su alegría por la victoria en una etapa muy complicada: “Fue duro especialmente el último tramo de campo abierto, debido al vierto y el último kilómetro también fue muy duro, pero para todos así que yo seguí empujando”.

El corredor belga no olvidó tampoco el trabajo de su equipo: “Sin mi equipo no hubiera podido alcanzar esta victoria, porque durante toda la etapa me mantuvieron fuera del viento y me preguntaban cómo me encontraba, pasándome botellas de agua, así que para ser honesto, se lo debo a ellos y les doy las gracias”.

Evenepoel en el podio.- Foto: Ricardo Ordóñez.

Evenepoel reconoció que: “Nuestro primer objetivo en la etapa era no perder tiempo, pero en el tramo final, yo estaba al límite y los demás también sufriendo mucho, había que intentarlo y ha sido un riesgo, pero el que no arriesga no gana”.

Y de cara al futuro, en nuevo líder de la Vuelta a Burgos lo tiene claro: “Intentaremos mantenernos hasta el final, mañana toca de nuevo, yo confío en mi equipo y el equipo confía en mi, estoy muy contento de ser el líder, es como un sueño y lucharemos por mantenerlo”.