Juan Felipe Osorio y Jetse Bol estuvieron en la escapada de la tercera etapa de Vuelta a Burgos.

Un momento de la escapada.- Foto: Álvaro García

En una de las jornadas más duras de la carrera, el Burgos BH tuvo doble presencia y una actitud positiva que les permitió resistir a una climatología adversa que provocó diversos cortes en el pelotón.

El aire sentenció una escapada en la que resistió Jetse Bol, que en la subida a Picón Blanco mostró un gran estado de forma para concluir en 17ª posición.

El director deportivo, José Cabedo manifestaba al término de la etapa que : “Hemos estado en nuestro sitio. La idea era meter a dos corredores delante y llegar con ciertas opciones a la subida de Picón Blanco, pero con el aire el pelotón se ha echado encima de la fuga. Estamos contentos con la actitud y queremos seguirlo intentando”.

Mañana los ciclistas afrontan la cuarta etapa de esta Vuelta a Burgos. Una jornada más asequible de 163 kilómetros entre Gumiel de Izán y Roa de Duero, donde los corredores potentes y los velocistas tratarán de sumar el triunfo de etapa.