(Fotografía: Diego Peláez)

La secretaría técnica del Aparejadores Rugby Club de Burgos sigue añadiendo nombres a la plantilla con la que afrontará la temporada 2020/21.

Esta semana se ha sumado al proyecto la renovación de uno de los jugadores más determinantes en la línea de tres cuartos, el jugador hispano-argentino Andrés Lucas Masuyama, que disputará su tercera temporada en el equipo burgalés.

Procedente en el año 2018 del Trocadero Marbella Rugby. Se trata de un jugador de 1,77 metros de altura y 85 kilos que desempeña sus labores principalmente como ala. “Es un jugador con muchas habilidades técnicas y muy rápido, que nos puede ayudar tanto en la posición de centro como en la de ala”, detalló el técnico Juan González.

Junto a la renovación de Andrés Masuyama, el UBU Colina Clinic ha firmado también la renovación de Marc Sánchez. De esta forma, prácticamente se mantienen todos los puntales sobre los que se asentó el juego del equipo de San Amaro la pasada campaña.

El joven Marc, formado en la cantera del CAU Valencia, se incorporó a las filas del equipo burgalés en el mes de abril del 2019. El polifuncional jugador es internacional habitual con la sub20 y puede jugar como flanker o segunda línea.

Se ha convertido en un jugador desequilibrante en el juego suelto y eso puede ayudar mucho al equipo. Un jugador que cumple con creces su rol especifico tanto en melé como en «touche», donde ayuda con su altura.