Tras la excelente respuesta del atletismo de Castilla y León en los anteriores controles, y con las medidas de seguridad oportunas frente a la COVID-19, la Federación de Atletismo de Castilla y León y la Delegación Provincial de Atletismo van a organizar el IV Control Autonómico de Castilla y León, con la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca.

Al igual que en Valladolid, Toro, y Ávila, anteriores sedes, se seguirán los mismos protocolos higiénicos y de seguridad, para evitar contagios por Coronavirus.

Serán 300 atletas, el máximo permitido por la normativa de la Junta de Castilla y León, aunque no todos estarán simultáneamente en la instalación, ya que solo se puede acceder 80 minutos antes del comienzo de cada prueba, y, al acabar su prueba, los atletas dispondrán de 15 minutos para abandonar el recinto deportivo.

El recorrido será unidireccional, con entrada y salida de la pista por distintos accesos.

La semana que viene, habrá otro control organizado por la Federación de Atletismo de Castilla y León junto a la Delegación burgalesa, con la colaboración del Ayuntamiento de Burgos, en las pistas de San Amaro.