Se incrementa en tres casos más el primer brote de doce, afectando a un total de quince, y se mantiene el de nueve. Estos tres positivos se han dado entre las personas que ya formaban parte del estudio de contactos. El segundo brote se mantiene con los nueve casos  positivos, todos aislados.

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, a través de su Servicio de Epidemiología en Burgos, continúa la vigilancia de los dos brotes activos por la COVID-19 declarados en la capital burgalesa y que, actualmente, suman veinticuatro pacientes positivos, tras tres nuevas confirmaciones por PCR.

En el primer brote, que afectaba inicialmente a doce personas, en el momento actual se suman tres casos más positivos, pasando a un total de quince computados, todos aislados en sus domicilios. Estos tres positivos se han dado entre las personas que ya formaban parte del estudio de contactos. El segundo brote se mantiene con los nueve casos  positivos, todos aislados en sus domicilios.

La  Dirección General de Salud Pública, a través del Servicio Territorial de Sanidad en Burgos ha iniciado la vigilancia y el control epidemiológico de los brotes en la capital burgalesa, a través del seguimiento de casos y de las correspondientes encuestas de contactos e investigación de las relaciones sociales de estas personas, tanto en sus entornos  familiares como sociales y laborales.