Tras retomar la rutina de entrenamientos, el Club Ciclista Arandino se ha puesto manos a la obra y sus equipos cadete y junior se han entrenado hasta en tres ocasiones en Aranda y Burgos.

Los integrantes arandinos entrenaron en tres jornadas, mientras que los de la capital solo lo hicieron en dos ocasiones. Además, estaba previsto para el entrenamiento del jueves, el reencuentro de todos los Callejo en Covarrubias, punto intermedio de la ruta, pero no se pudo realizar dadas las malas condiciones meteorológicas, que obligaron al grupo de Aranda a desviarse de la ruta prevista huyendo así de la tormenta.

Sí que se produjo el encuentro con antiguos corredores como Israel Delgado y David Manrique, ahora en el quipo alavés Aiarabike, o David Gómez y Mario Martínez, corredores del Vikings Road Team, que compartieron kilómetros con el equipo ribereño después de varios meses.

Y aunque parece que el calendario de competición va tomando forma, los técnicos ribereños continúan insistiendo en la necesidad de volver a realizar una pretemporada con entrenamientos de calidad y de los que hacen equipo y que sirvan además para acostumbrarse al nuevo protocolo de actuación, imprescindible en la situación actual.