Sorpresa en la asamblea de socios del Racing Lermeño. David Sebastián, presidente los últimos años, presentó su dimisión irrevocable como máximo mandatario del club, alegando falta de tiempo por motivos laborales.

Una asamblea de socios convocada para presentar el  nuevo proyecto ducal así como la entrada de  nuevos directivos, se convirtió en un monólogo con la marcha del ya ex-presidente racinguista y la presentación de las cuentas del club, supeditadas a recibir ingresos pendientes para poder acometer todos los pagos que le falta al club por finiquitar de la anterior temporada. 

Ante dichos acontecimientos se creó de urgencia una junta gestora y se convocó una asamblea extraordinaria para el viernes 24 de julio donde también habrá elecciones, si hubiese candidaturas para ello.

El martes 21 de julio finalizará el plazo para presentar dichas candidaturas. De nuevo la incertidumbre se adueña del Racing Lermeño, después de una temporada marcada por el Covid-19 y que pasará a la historia como una de las peores temporadas a nivel deportivo.