(Fotografía: LaLiga SmartBank)

El delantero brasileño llegó a España hace seis años en los que ha superado la barrera de los 150 encuentros disputados. Ante el Fuenlabrada anotó su sexto tanto de la temporada.

Matheus Aiás supera los 150 partidos como jugador profesional con tan solo 23 años. El delantero rojillo recaló en nuestro país hace seis años. Comenzó su andadura en el Arroyo extremeño para después formar parte del filial del Granada. En el club andaluz disputó 53 encuentros oficiales en los que marcó 18 goles. En 2016 llegó al Lorca y un año después al Fuenlabrada. En esa misma campaña recaló en el Valencia Mestalla.

El Watford inglés se hizo con sus servicios, pero el ariete brasileño ha jugado las dos últimas temporadas en el Mirandés en calidad de cedido. “Completar 150 partidos es una marca increíble en mi carrera. Recién debuté como profesional y nunca me imaginaba un éxito tan rápido. Ahora en el Mirandés he hecho realidad mis sueños. Fue importante para conseguir el ascenso el año pasado y esta temporada he vivido un momento histórico al llegar a la semifinal de la Copa del Rey”, destaca.

El delantero nacido en Palmares Paulista llegó al club rojillo en 2018. Desde entonces se ha convertido en un jugador muy querido por la afición. Matheus alcanzó la cima al lograr el ascenso a Segunda División. Sus goles durante el playoff fueron clave, sobre todo en la gran final ante el Atlético Baleares.

El futbolista carioca abrió el marcador en Anduva, al igual que en el feudo balear en el choque de vuelta: “He alcanzado muchos objetivos en los seis años que llevo en España y están más por llegar. Me gustaría agradecer a Dios, a mi familia y amigos el que siempre hayan estado a mi lado. También a los aficionados del Mirandés que me han apoyado y me han hecho sentir como en casa”.

En el retorno del club rojillo a la categoría de Plata y bajo las órdenes de Andoni Iraola, Matheus Aiás ha disputado 849 minutos de juego. Ha marcado seis tantos, el último de ellos en el duelo de la última jornada del campeonato contra el Fuenlabrada. El futbolista brasileño marcó desde los once metros y lo hizo a lo ‘panenka’ para batir la portería de Femenías.