Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Nada es oficial pero se van filtrando los contenidos principales de lo que puede ser la nueva Segunda B, plagada de novedades, con un centenar de equipos y varias fases para dirimir qué equipos ascenderán de categoría el próximo año, quienes optarán a la Liga PRO y los que perderán la categoría.

Diversas publicaciones, como Diario de Navarra o Salamanca 24 horas, van adelantando detalles de lo que va a ser esta competición, que trae de cabeza a todos los clubes implicados, ente ellos, al Burgos CF, que espera que la Federación haga llegar cuanto antes a los clubes las características de la misma.

En pincipio y lo que trasluce como coincidencia entre quienes han tenido acceso al borrador, cuyos detalles todavía se debaten, es que habrá subgrupos de diez equipos, de los que luego se derivarán otros tres grupos más para subir a Segunda, estar en la Segunda B PRO o evitar el descenso a Tercera.

Por lo tanto estamos ante novedades muy importantes, como hemos dicho, subgrupos de 10 equipos, una primera fase de 18 jornadas que se jugaría ente los meses de octubre de 2020 y febrero de 2021. Luego vendría la segunda fase, entre febrero o marzo hasta junio de 2021, en la que un grupo jugará por el ascenso a Segunda División A, otro para situarse en la nueva categoría de Segunda B PRO y un tercer grupo que luchará por no descender a Tercera División.

Según lo que trasciende, los tres primeros equipos de cada subgrupo en la primera fase son los que lucharían por el ascenso a Segunda División A, los que en la primera fase acaben entre el puesto cuatro y seis, competirán por estar en la Segunda B PRO; y los que peor lo pasarán, son del puesto séptimo al décimo, que tendrán que competir por no descender a Tercera.

Estas son las características, según filtraciones y publicaciones, de lo que puede ser la Segunda B que llegará esta temporada. Como podemos apreciar una competición novedosa y muy complicada, en la que el Burgos CF tiene que sacar lo mejor de si mismo, para lograr el ascenso, o como mínimo quedarse en categoría PRO.

La segunda parte es la configuración de los grupos, porque dependiendo de cómo se lleve a cabo, las diferencias de nivel ente un grupo y otro pueden ser muy amplias. En cualquier caso, todo muy complicado, con equipos de gran envergadura y grandes favoritos. No va a ser nada fácil, en un grupo como el Burgos, donde puede estar el Racing de Santander, ya descendido, el Numancia de Soria, si desciende, el Logroñés y la Leonesa, si no suben y los habituales filiales de los equipos vascos.

Cabe pensar que habrá una organización seria y lógica de los grupos atendiendo a la potencialidad de la cada club o equipo, siempre muy complicado de medir, pero es lo que pide la lógica, porque de no ser así, obtener una plaza entre los tres primeros se antoja una tarea ardua e incierta.