El  cartel  oficial  de  la  42ª  Vuelta  a  Burgos, y  la  Catedral de Burgos se fusionan para simbolizar que es allí, a los pies del templo gótico burgalés que celebrará en 2021 los  800 años  de la  colocación de su primera piedra, donde arrancará el ‘nuevo’ ciclismo tras la COVID-19.

Se trata de un cartel muy limpio, de fondo blanco, en el que figura en su parte izquierda la  información  básica  de  las  cinco  etapas  sobre  las  que  disputará  la  prueba desde el martes, 28 de julio, hasta el sábado 1 de agosto.

El resto del cartel se dedica a esa fusión entre la catedral y el ciclismo. En primer plano un  ciclista  sobre  su  bicicleta  que  parece  emerger  desde  el  monumento.  Protagonismo que este año es aún mayor teniendo en cuenta que la pandemia ha impedido desarrollar el   calendario,   que   arranque   en   Burgos   porque   así   lo   decidió   la   Unión   Ciclista Internacional (UCI).

En  segundo  plano,  pero  perfectamente  visible  y  reconocible,  figuran  dos  imágenes icónicas de la Catedral de Burgos. Por un lado, en el codo izquierdo del ciclista, una de las picotas o torres de la fachada de Santa María, la más conocida. Por otro, una imagen mucho   más   amplia   y   realista   que   corresponde   al   exterior   de   la   capilla   de   los Condestables de Castilla, vista desde el exterior en la calle Fernán González.

La Diputación de Burgos, entidad organizadora de la prueba, sigue así dando su apoyo al trabajo de difusión que desde su nacimiento en 2018 está llevando a cabo la Fundación ‘VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021’.

Junto  a  la  Catedral  de  Burgos,  pilar  fundamental  en  torno  al  que  se  estructura  la celebración  del  Centenario,  la   Fundación  centra  su   atención  sobre   una  serie  de proyectos de vital importancia en la dimensión cultural de Burgos y su provincia; por un lado, los yacimientos de Atapuerca y el Camino de Santiago, declarados Patrimonio de la  Humanidad  por  la  UNESCO,  y  el  Geoparque  Las  Loras,  también  reconocido  por  la UNESCO.

Tres  realidades  que  estarán  muy  presentes  en  el  recorrido  de  esta  edición. Junto  a  ellos,  la  Fundación  proyecta  también  la  relevancia  cultural  del  origen  de  la lengua castellana en Burgos, la ruta del Camino del Cid y la importancia del Consulado del Mar en el descubrimiento de América.

El cartel es obra de la diseñadora Sonia García Lozano de Opciones Estudio.