(Fotografía: Club Ciclista Arandino)

Los tres equipos de base del Club Ciclista Arandino, la Escuela Siro Vázquez, los cadetes Bici Aranda y los juveniles Recambios Callejo han retomado esta pasada semana los entrenamientos conjuntos habituales tras estos meses sin verse.

Dejando por ahora de lado la competición, el objetivo primordial de los técnicos del club ribereño era retomar el contacto “cara a cara” con sus corredores volviendo a la rutina de actividad que viene siendo habitual en estos equipos.

Por el momento, no todos los corredores han podido volver a encontrarse ya que los entrenamientos han sido evitando desplazamientos de los ciclistas de Burgos a Aranda y viceversa.

De esta forma, ya el miércoles y jueves de la pasada semana, los técnicos pudieron reencontrarse con cadetes y juveniles de Aranda y Burgos con sendos entrenamientos de 50km aproximadamente, mientras que el domingo era el turno de la Escuela que retomaba los entrenamientos con bici BTT.

Por el momento, el fin de los entrenamientos es conocer el estado de los corredores y establecer próximos objetivos, empezar a hacer nuevamente kilómetros en equipo y adaptarse a esta nueva normalidad que también ha llegado al ciclismo, para lo que el club ha establecido un protocolo específico de seguridad y prevención.