El entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, destacaba al término del partido, la reacción de su equipo y de sus jugadores para reponerse por dos veces a los goles del Almería.

“Me voy con muchas sensaciones. El partido ha tenido de todo. Nos hicieron un gol nada más empezar. Nos ha superado Darwin Núñez. Sin nada tenían siempre su amenaza en ataque. El equipo, en el tránsito de balón, se ha comportado bien. A medida en que han pasado los minutos, los jugadores se fueron encontrando. Antes del descanso nos llegó otro mazazo, pero seguimos insistiendo. Nos quedamos con diez y aún así lo intentamos hasta el final”, afirmaba Andoni Iraola.

El técnico lamentó la expulsión de uno de sus futbolistas. Vicandi Garrido no midió a ambas escuadras con el mismo rasero y finalmente expulsó a Antonio Sánchez por doble amarilla en la misma acción: “Ellos han cortado contraataques muy claros y les ha advertido muchas veces sin sacar amarilla en la primera parte. Al final nos llevamos nosotros una expulsión sin haber ni un insulto o menosprecio. Me parece excesivo, pero es algo que no está en nuestras manos. Antonio estaba como central y lo estaba haciendo bien”.