Entrenamiento del Mirandés.- FOTO: CD Mirandés

Partido complicado para ambos equipos en Anduva. Los dos viven un momento delicado. Los rojillos encadenan dos derrotas seguidas aunque tienen a tiro la permanencia en la categoría, objetivo principal del club, si consiguen ganar al cuadro andaluz en casa. Preocupan las sensaciones ofrecidas en los últimos encuentros en los que el equipo burgalés no ha estado a la altura después de alcanzar los puestos de playoff. “El equipo llega con algunas bajas, pero al menos hemos tenido cuatro días entre partido y partido para descansar. Será exigente por el rival que tenemos enfrente. Es cierto que cambian de entrenador, pero los que han llegado no son ajenos al Almería. Conocen a los jugadores perfectamente. Es un equipo con mucha capacidad de hacer gol”, apunta Andoni Iraola.

Para colmo de males, las lesiones y sanciones han afectado al rendimiento de una plantilla bastante corta de efectivos: “Los penaltis y las expulsiones nos han costado puntos. Malsa podía haber sido una opción para mañana, pero no podemos contar con él. Hay que tener cuidado porque no estamos como para perder jugadores, sobre todo en la parte de atrás”.

Así las cosas, Iraola deberá recomponer su once inicial debido a las ausencias de Malsa y Odei, este último por lesión. Sagnan es el único central puro que está disponible por lo que Kijera deberá actuar en el centro de la zaga ya que Sergio sigue entre algodones. Una variante que también obligará a situar a Carlos Julio en el lateral izquierdo. Iraola también medita la posibilidad de dar descanso a Guridi que lo ha jugado todo desde el regreso a la competición. Lizoain podría volver a ubicarse bajo palos. 

El partido dará comienzo a las 17,00 h. En Burgosdeporte ofreceremos solamente marcador online, ya que coincide con el partido de semifinales de baloncesto del San Pablo ante el Barcelona.