No será nada fácil. 17 rivales, 34 jornadas y 12.956 kilómetros son los que tendrá que hacer frente el Villa de Aranda Blasgon y Bodegas Ceres la próxima temporada en su retorno a la Liga Sacyr ASOBAL, la máxima categoría del balonmano nacional.

Aunque curiosamente recorrerá menos kilómetros en la Liga Asobal con dos rivales más, que lo previsto la pasada temporada en División de Honor Plata, en la que eran 14.688 kilómetros.

En el ranking por comunidades, Castilla y León, se lleva la palma con 3 rivales, además el Villa de Aranda visitará en dos ocasiones: Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha, Galicia y Aragón, mientras que solo lo hará en una ocasión a: Andalucía, País Vasco, Navarra, La Rioja y Cantabria.

El desplazamiento más lejano sufre un empate técnico entre Puente Genil y Benidorm con un total de 1.230 km. mientras que el viaje más cercano será a Valladolid con 190 kilómetros desde Aranda, sumando ida y vuelta.

Lo que si que resulta evidente es que el Villa de Aranda se convierte en un magnífico embajador deportivo de Aranda y la Comarca de la Ribera, con un amplio recorrido por toda la geografía nacional.