Un momento del partido.- Foto: LaLiga SmartBank

El Heliodoro Rodríguez López seguirá siendo un campo maldito para el Mirandés que salió goleado de su visita al feudo canario (4-1). La falta de intensidad en los primeros minutos marcaron el devenir del choque. Dos tantos tempraneros fueron una losa. Marcos André recortó diferencias en el arranque del segundo tiempo. Incluso pudo empatar con un disparo al poste, pero los locales sentenciaron con dos dianas más en la recta final.

El cuadro canario se puso muy pronto en ventaja. Los rojillos saltaron con poca intensidad y lo pagaron caro en el primer disparo entre palos del encuentro. Avisó el equipo de Rubén Baraja con la internada de Álex Muñoz por banda izquierda. El cuero lo despejó a córner Kijera tras pasearse por el interior del área.

En la siguiente acción llegó el gol blanquiazul. Ningún defensor salió al paso de Aitor Sanz que ejecutó un potente disparo que se coló en el marco visitante (1-0). La desventaja se incrementó poco después. Joaquín cometió un absurdo penalti sobre el lateral Álex Muñoz que de nuevo se había sumado al ataque. Luis Milla no desaprovechó la oportunidad para aumentar la renta local con un seco remate que incluso golpeó en el poste derecho (2-0). Cada llegada tinerfeña era un auténtico quebradero de cabeza para los rojillos. Dani Gómez estuvo a punto de cabecear a la red el envío desde la esquina de Luis Milla.

Trató de reaccionar el conjunto mirandesista antes del descanso. Peña tuvo la opción de recortar diferencias en una acción de estrategia, pero el medio vizcaíno se llenó de balón cuando estaba libre de marca. Para colmo de males, el central Odei cayó lesionado. Iraola dio entrada a Álvaro Rey. Retrasó la posición de Malsa que se ubicó en el centro de la zaga. Peña pasó a acompañar a Guridi y Merquelanz actuó como mediapunta.

El paso por los vestuarios le sentó bien al Mirandés. Nada más comenzar el segundo acto, Marcos André cabeceó al fondo de la portería un córner que botó Merquelanz con pierna zurda (2-1).

El delantero brasileño pudo empatar minutos más tarde con un remate que se estrelló en el palo tras el centro de Álvaro Rey. El cambio fue radical, aunque el Tenerife tuvo la opción de sentenciar. Sin embargo, Dani Gómez lanzó por encima del larguero. No perdonó poco después al rematar un medido centro de Moore (3-1). Se revisó la jugada por un posible fuera de juego, pero el colegiado dio validez al tanto. El Mirandés lo intentó con más corazón que cabeza. Álvaro Rey pudo devolver la emoción a la contienda, pero su lanzamiento no encontró portería.

En el añadido, el Tenerife montó un rápido contragolpe que acabó con el gol de Luis Milla, que aprovechó el despeje al centro de Limones (4-1). Con este resultado, la escuadra de Iraola encadena dos derrotas consecutivas. El técnico guipuzcoano perderá de nuevo a Malsa por sanción para la cita contra el Almería y contará con la más que probable ausencia del central Odei que acabó lesionado.

Marcos André marcó el único tanto rojillo (Foto: LaLiga SmartBank)

Ficha técnica:

Tenerife: Ortolá; Luis Pérez, Sipcic, Lluís López, Álex Muñoz; Moore (Suso, min. 82), Luis Milla, Aitor Sanz; Bermejo (Miérez, min. 75); Dani Gómez (Undabarrena, min. 75) y Joselu (Lasure, min. 62).

Mirandés: Limones; González, Odei (Álvaro Rey, min. 45), Sagnan, Kijera (Ohemeng, min. 73); Malsa, Guridi; Joaquín (Íñigo Vicente, min. 73), Álvaro Peña (Crisetig, min. 87), Merquelanz; y Marcos André (Matheus, min. 73).

Árbitro: González Esteban (comité vasco). Amonestó en el bando local a Joselu y Undabarrena; y por parte visitante a Malsa. Esta última acarrea suspensión. Árbitro de VAR: Pérez Pallas (comité gallego).

Goles: 1-0 Aitor Sanz, min. 8; 2-0 Luis Milla (p.), min. 14; 2-1 Marcos André, min. 47; 3-1 Dani Gómez, min. 66; 4-1 Luis Milla, min. 96

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 35 de Segunda División disputado en el Heliodoro Rodríguez López. Sin público en las gradas.