El Club Grandmontagne inicia sus programas de entrenamiento físico de judo para judokas federados competidores de distintas categorías.

Todo ello con un control riguroso y respetando las normas establecidas por las administraciones.

El objetivo prioritario es tener a sus judokas listos para una eventual reanudación después del verano de la competición.

Se ha tratado de una sesión física y táctica, sin contacto que servirá como inicio de un programa más amplio de puesta a punto.