Entrenamiento.- FOTO: CD Mirandés

El Mirandés se enfrenta este jueves al Huesca, uno de los equipos punteros de la Segunda División, en un partido con mucho en juego para el equipo rojillo, ya que una victoria burgalesa le daría la oportunidad de situarse en puestos de playoff de ascenso y además supondría un paso de gigante hacia los 50 puntos y la seguridad de la permanencia, que busca el técnico Andoni Iraola, para lanzarse a objetivos más ambicioso.

Sin embargo está clara la dificultad que supondrá superar al Huesca, el técnico Iraola lo sabe muy bien : “Con los números en la mano es el partido más difícil de la temporada. El Huesca es el equipo que más puntos ha sacado fuera de casa. Es una plantilla muy larga que se adecúa muy bien a este tramo final. Nosotros jugaremos en menos de 72 horas dos partidos con equipo que estarán más descansados. El nivel de dificultad será más elevado”.

Iraola sabe también que la concentración en tareas defensivas debe ser máxima y a su vez el acierto para perforar la meta rival: “Tenemos claro que si no damos el 100% será muy difícil sumar en El Alcoraz. El Huesca mete ritmo a los partidos y a nosotros no nos va mal. En casa jugamos un buen encuentro. Queremos repetirlo, aunque aumenta la dificultad de jugar fuera. Nos vendrá bien para saber dónde estamos”.

El Mirandés contará con la baja por lesión de Franquesa y por sanción de Malsa que se perderá los dos próximos encuentros. Antonio Sánchez suplirá al francés en el centro del campo. González también podría ingresar en el lateral derecho en detrimento de Carlos Julio. En el bando azulgrana, Pulido, Ferreiro y Juan Carlos tampoco estarán sobre el césped oscense. El navarro Galech Apezteguia dirigirá la contienda, mientras que el andaluz Figueroa Vázquez estará en la sala de VAR.

El partido dará comienzo a las 19,30 h. y del mismo tendrán información en directo en nuestra emisora onlina Burgosdeporte Radio