El técnico burgalés de baloncesto, Diego Epifanio, cumplirá su segunda temporada en el banquillo del Leche Rio Breogán. Tras una campaña atípica e inconclusa debido a la crisis sanitaria del covid-19 que obligó a finalizar su primer curso en Lugo antes de lo previsto, el entrenador burgalés seguirá trabajando en busca del objetivo perseguido por el club que no es otro que el regreso a la máxima categoría.

«El Consejo de Administración del club mantiene la idea de completar un proyecto ambicioso en sus objetivos deportivos y sociales, dentro de un plan de viabilidad económica y siendo conscientes de las dificultades que encontrarán todos los clubes debido a la crisis global, pero con el objetivo claro de trabajar por el ascenso con el respaldo de su amplia masa social, de sus patrocinadores, colaboradores e instituciones», explica el club gallego a través de un comunicado.

Epifanio comenzó su trayectoria como entrenador en 1994 en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, posición que contabilizó con su trabajo en la escuela municipal de baloncesto del Ayuntamiento de Burgos y en la cantera del Atapuerca. En el 2004 comenzó su trabajo como ayudante del Autocid Ford Burgos en LEB 2, logrando el ascenso a LEB en el 2006. En noviembre del 2015 le llegó la oportunidad de asumir la responsabilidad, ya como primer técnico, ascendiendo al San Pablo en el 2017, estando dos temporadas en la ACB y clasificando en la última (2018-2019) al equipo burgalés para la Basketball Champions League.