La Diputación espera las decisiones del Ministerio de Sanidad para poder celebrar la Vuelta a Burgos

La celebración este año de la Vuelta Ciclista a Burgos sigue en el aire, a la espera de que el Ministerio de Sanidad autorice su celebración y estipule las condiciones para poder desarrollar la prueba. Asi lo ha puesto de manifiesto César Rico, presidente de la Diputación burgalesa, entidad organizadora de la prueba, en una conferencia de prensa online con los medios de comunicación.

“En estos momentos lo importante es el tema sanitario, estamos viviendo unos momentos muy duros de pandemia y luego vendrán las repercusiones económicas que serán muy importantes, por todo ello debemos ser prudentes y esperar las medidas que determine el Ministerio de sanidad”, ha señalado Rico.

El presidente de la Diputación de Burgos también ha confirmado que han enviado un escrito al Ministro de Sanidad, Salvador Illa, para pedirle información sobre la disputa de la prueba: “Lo primero es que nos autorice su celebración, y lo segundo que nos puntualice las condiciones en las que debemos desarrollarla, porque hasta el momento el Ministerio no se ha pronunciado todavía sobre la competición ciclista, aunque sí lo ha hecho sobre el fútbol y otros deportes”.

NUMEROSOS APOYOS

César Rico ha agradecido los numerosos apoyos que están recibiendo en los últimos días en la Diputación de Burgos, a favor de que la prueba se desarrolle también este año, en el que sería una oportunidad única de contar con los mejores ciclistas del mundo al ser la prueba burgalesa la que abriría el calendario cilclista internacional de la UCI.

“Agradecemos todos los apoyos recibidos, incluido el del PSOE, que en otras ocasiones se ha mostrado contrario a este evento, les damos la bienvenida al club, desde luego este equipo de Gobierno siempre ha defendido la continuidad de la Vuelta a Burgos, incluso en los momentos más difíciles, y nuestra disposición es mantener reuniones con todos los grupos políticos para que nos aporten sus ideas”.

LA ORGANIZACION SIGUE TRABAJANDO

Mientras se toma una decisión defiitiva, desde la Diputación de Burgos, siguen trabajando en la organización de la Vuelta: “Nada está parado, el presupuesto está ahí, tenemos un amplio equipo de personas que trabaja para organizar la prueba y lo único que nos preocupa son las condiciones sanitarias, porque la salud de las personas es lo primero y prioritario en estos momentos, nuestro deseo es alcanzar la normalidad y que todo pueda salir bien, pero debemos esperar por prudencia a que las condiciones nos lo permitan”.

La Vuelta a Burgos 2020 tiene fijado en su calendario las fechas del 28 de julio al 1 de agosto.