El CD Mirandés ha retomado los entrenamientos con ilusión y muchas ganas de volver a la competición. Las sesiones se realizan con grupos reducidos, de un máximo de 10 jugadores y las sensaciones son muy buenas.

El jugador rojillo, Mario Barco, destacaba al término del entrenamiento “tenemos una sensación muy positiva de satisfacción plena, porque llevábamos mucho tiempo esperando este momento”.

Barco reconoce que han llegado en mejor forma de la esperada después del parón y que están deseando volver a la competición “tenemos un buen equipo, estamos cumpliendo con rigor el protocolo que ha marcado LaLiga y esperamos completar una buena temporada”.

El jugador del Mirandés considera que “ahora la competición a ser mucho más igualada, y nosostros tenemos la ventaja de que ya sabemos lo que es jugar un partido cada dos días”.

Mario Barco asegura que “los primeros partidos van a ser muy importantes porque marcarán nuestro objetivo, en principio llegar a los 50 puntos y luego a darlo todo, para nosotros van a ser 11 finales”.

FOTO: Mario Barco/LaLiga