El pasado sábado fue el día en que la técnica y el estilo de docencia del maestro burgalés, Roberto Codón, cruzó de forma online el charco para impartir en directo más de dos horas continuadas de esgrima.

Ecuador, Venezuela, Perú y Burgos fueron los receptores de la clase maestra impartida que contó con todos los temas de sus sesiones con componentes físicos, técnicos, reflejos y elasticidad.

Ante la imposibilidad de entrenar en los clubes por el momento, queda como única opción las plataformas de internet donde realizar entrenamientos que mantengan a los esgrimistas en forma.

En España los maestros de La Coruña Villadóniga y Breteau con el maestro burgalés intentan a diario que los más adeptos tengan su válvula de escape y puedan mantener el tono muscular.

La experiencia transatlántica nace de las iniciativas de los conocidos del maestro burgalés que en estos tiempos difíciles aporta su granito de arena dando estas sesiones altruistas a aquellos países que las solicitan.

Esta iniciativa en principio se realizará dos veces al mes y sobre todo en sábado que es cuando el colegio de estos interesados se toma descanso, con una esgrima adaptada a todos los niveles y edades. La pretensión de Roberto Codón es que suden, se diviertan y aprendan un poco más en cada sesión, tener otro punto de referencia siempre es enriquecedor.

Que los alumnos entrenen con este sistema es complicado, y sabedor de que no es muy atractivo comparándolo con el entrenamiento en la sala, el maestro les manda todos los días entrenamientos para hacer en solitario o grupales hasta que se levante el aislamiento y poder regresar a los entrenamientos que, si bien tardarán en recuperar la normalidad a la que estaban acostumbrados, sí se podrá recibir entrenamientos individuales.

Convencidos de que cada vez queda menos y viendo como entrenan los deportes profesionales se espera que el deporte amateur pueda retornar muy pronto a la ciudad.