(Fotografía: JARCHA)

El San Pablo Burgos ha hecho oficial este viernes la rescisión del contrato con el jugador Earl Clark, una resolución que ambas partes han alcanzado de mutuo acuerdo. El estadounidense, que ha pasado el confinamiento por la crisis del coronavirus en su país natal, cierra así a su etapa vistiendo la camiseta castellana.

El ala-pívot llegó al cuadro burgalés como el jugador de referencia de la plantilla en esta temporada, con una trayectoria en la que figuraban equipos tan brillantes como Los Ángeles Lakers en un curso en el que compartió vestuario con Kobe Bryant o Pau Gasol.

A las órdenes de Joan Peñarroya, Earl Clark disputó los 23 encuentros que se jugaron en la Liga Endesa antes del parón liguero por el coronavirus, con una media de 27 minutos y medio en pista, el jugador que más ha participado sobre la cancha de todos los que conforman la plantilla castellana. La valoración promedio que sumó fue de 12,5 créditos por partido.

La media es bastante similar a la lograda en la Basketball Champions League, con un 12,8 de valoración por choque, en los 16 partidos de los burgaleses dentro de la competición europea. En esta, además, logró ser nombrado mejor jugador de la decimocuarta jornada del torneo.

Este es, en líneas generales, el balance estadístico que firma Earl Clark tras una temporada en el San Pablo Burgos que no ha podido completar por las circunstancias extradeportivas.

En su comunicado, el club ha querido agradecer al estadounidense “su aportación durante los meses en los que ha defendido la camiseta castellana” y le ha deseado “toda la suerte del mundo para su futuro profesional y personal”.