La sexta encuesta realizada por el Observatorio Empresarial COVID 19, puesto en marcha por la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) con motivo del estado de alarma decretado por la pandemia de coronavirus, ha puesto de manifiesto que la facturación ha caído en más de un 75% para cerca del 22% de las empresas burgalesas durante las dos primeras semanas de mayo.

El estudio realizado por FAE revela también que, en estos momentos, el 44% de las empresas de la provincia prevén un descenso del 50% en sus ventas durante los meses de mayo y junio, respecto a los resultados obtenidos en los mismos meses del año 2019. Mientras que, de cara a los próximos meses, esa previsión se sitúa en torno al 28,3% respecto a las ventas del pasado año.

En lo que se refiere a los ERTEs, el 58,33% de las compañías señala que se ha visto en la obligación de realizarlo en su plantilla.  Y en el 75% de los casos lo ha hecho por cuestiones de fuerza mayor.

Además, el 95,45% de las firmas encuestadas señala que los ERTEs que han presentado se han resuelto de manera favorable. Y en el 72,73%, estos ERTEs han afectado al 100% de sus trabajadores.

El 38,3% de las empresas que ha respondido a esta encuesta pertenece al sector de la industria, tanto del metal como de la madera y agroalimentaria. El resto, a construcción, comercio, hostelería, transporte y otros servicios. El 51% de las empresas encuestadas tiene más de 10 trabajadores, frente al 49% que están por debajo de esa cifra.