Hoy, en este espacio del recuerdo en Burgosdeporte, ofrecemos una parte del programa especial que realizamos en Burgosdeporte Radio el día de su funeral, un lunes 12 de marzo de 2007, en la Iglesia de San Lesmes.

Los testimonios que se pueden escuchar son muy significativos, con el exconcejal del Ayuntamiento de Burgos, Bienvenido Nieto, el exdirectivo José María García, el expresidente Valentín Germán, el empleado del club, Carmelo Ortega, el expresidente Antonio Martínez Laredo y el exjugador Lucio.

Testimonios históricos que recogimos en aquel programa y que hoy ofrecemos en el recuerdo.

José María Quintano Vadillo falleció el 9 de marzo de 2007 en Valladolid. Durante 13 de sus 68 años de vida fue el Presidente del Burgos Club de Fútbol y vivió en primera persona algunos de los mejores y los peores momentos del club blanquinegro.

Quintano vivió dos etapas al frente del club y en las dos experimentó la gloria y el fracaso. En la primera, a finales de los 70, el Burgos vivía la gloria de la Primera División y por aquel banquillo pasaron entrenadores del prestigio de Lucien Müller o Arsenio Iglesias. Con García Traid en 1980 el Burgos se despide de Primera y las dificultades económicas se agudizaron en Segunda División hasta que en 1983 se pone fin a 35 años de historia y desaparece el Burgos Club de Fútbol.

Pero en 1994, en otro momento crítico del fútbol burgalés, con un Real Burgos hundido, reaparece José María Quintano y lo hace para resucitar a su Burgos CF de siempre, al de la camiseta blanca y pantalón negro. Regresa a Burgos de la forma más humilde. Con sus propios medios, comienza desde abajo, desde la Regional Ordinaria, en los campos de Pallafría y con los únicos ingresos que proporcionaba su propio capital. Se inició entonces su segunda etapa al frente del club y, de nuevo, vivió lo mejor y lo peor del deporte.

Dos años en el fútbol regional dieron paso al ascenso a Tercera División (con Félix Arnáiz Lucas como entrenador). Llegó entonces José María Lobato al banquillo y Quintano vivió su primer éxito de la actual etapa del club. Fue en Villaviciosa, en tierras asturianas, y aquel equipo con Lucio, Catón, Sedano, Félix, Joaquín o Tamayo ascendió a Segunda División B. A partir de entonces comenzó otra nueva etapa y un único fin: salir del pozo de la Segunda B. Lo intentaron Blas Ziarreta, González Villamil y Félix Arnáiz Lucas y lo consiguió Carlos Terrazas en aquel inolvidable partido en El Plantío y el gol de Dani Pendín. El Burgos llegaba a Segunda División y José María Quintano vivía su gran momento. El fútbol siempre fue su pasión y llegar a Segunda curaba parte de los grandes sinsabores vividos en su anterior etapa. Pero ya por aquel entonces apareció la enfermedad que posteriormente acabó con su vida.

Nadie, salvo su familia, lo supo y él volcó todos sus esfuerzos en la Segunda División, con Enrique Martín al frente del equipo. Eran buenos momentos, pero de nuevo el dinero ponía la zancadilla a Quintano. Las deudas del Club crecían a un ritmo demasiado elevado y la Ley obligaba a una conversión en Sociedad Anónima muy difícil de cubrir.

La parcela deportiva se salvó entonces con decoro. El Burgos se mantuvo en Segunda sin agobios, pero faltaba cubrir la parcela económica y llegó la gran decepción.

En Julio de 2002, entre lágrimas, José María Quintano anunciaba que no se había completado el capital social necesario para culminar la conversión en Sociedad Anónima Deportiva y el Burgos debería jugar de nuevo en Segunda B. la historia de 1983 se repetía y José María Quintano vivía sus momentos más amargos. Muchos le acusaron, sin pruebas, de no hacer todo lo posible por lograr la conversión y olvidaron que fue él quién resucitó unos años antes a un Burgos que estaba enterrado.

En Septiembre de 2002 presentaba su dimisión. Visiblemente afectado y rodeado por parte de su familia José María Quintano se despedía de su Club. Ya nunca fue el mismo. Acosado por su enfermedad y hundido emocionalmente por su club, se marchó a Valladolid donde pasó sus últimos meses de vida, siempre pendiente de su gran pasión, el Burgos Club de Fútbol. Documentación del texto tomada de AUPA BURGOS