(Fotografía: SPB/María González)

Después de dos meses sin pisar la pista del Polideportivo El Plantío, el San Pablo Burgos retomará su labor en la cancha este miércoles por la tarde, con los entrenamientos individualizados de la plantilla. Este trabajo se realizará cumpliendo con las indicaciones del Protocolo del Consejo Superior de Deportes (CSD) y del desarrollado por la acb.

Hasta el momento, los resultados conocidos de las pruebas médicas a las que se han sometido los baloncestistas y los miembros del cuerpo técnico han mostrado unos resultados favorables para su participación en estos primeros entrenamientos individualizados.

Tanto los jugadores como el equipo técnico mantendrán las medidas de distanciamiento social y las normas establecidas en los protocolos para asegurar la salud de todas las personas presentes en la cancha. Durante estas sesiones de trabajo, comenzará a prepararse el posible retorno a la competición con la fase final de la Liga Endesa.

El protocolo para los jugadores del equipo burgalés

El San Pablo Burgos ha dado a conocer igualmente las normas dentro del protocolo que deberán seguir los miembros de su equipo durante estos primeros entrenamientos en el Polideportivo El Plantío.

Entre ellos, destaca la puntualidad con los horarios establecidos por el club, el uso y el lavado de la ropa de entrenamiento y toalla de manera individual por cada jugador, así como que los vestuarios permanecerán cerrados durante este periodo.